Walk with me (Camina conmigo): Thich Nhat Hanh y el Mindfulness

Thich Nhat Hanh

Hace un par de semanas fui a ver este documental al Cine Verdi. Un film que se adentra en la comunidad budista de Plum Village en Francia, en la que sus integrantes renuncian a todas sus pertenencias para transformar el sufrimiento y practicar Mindfulness con el gran maestro zen y activista por La Paz mundial Thich Nhat Hanh, quien en 1982 construyó este monasterio situado en la Francia rural para monjes, monjas y practicantes laicos de todo el mundo.

Walk with me (Camina conmigo) es un recorrido por la vida en este lugar a través de las enseñanzas impartidas por Thich Nhat Hanh, y donde se muestran preciosas imágenes filmadas a lo largo de tres años, y narradas por el actor Benedict Cumberbatch (protagonista de The Imitation Game y Sherlock).

No sé si vosotros habéis practicado alguna vez Mindfulness, pero desde hace un tiempo se ha puesto de moda, y no hay coach, consultor y/o gurú y escuela de yoga, que no se haya subido a esta ola. Y es que sus beneficios para nuestra salud son múltiples. De ahí, que cada vez haya más adeptos y que día a día surjan miles de libros y cursos para practicarlo. De hecho, empresas como Google, Harvard School o incluso el Banco Mundial hayan promovido esta filosofía y hayan contado con la práctica en directo de Thich Nhat Hanh, conocido mundialmente por haber introducido a millones de personas occidentales en el arte del Mindfulness.

El líder espiritual Thich Nhat Hanh también es un activista por los derechos humanos, poeta y escritor que ha sido nominado al Premio Nobel de La Paz.

A través de la práctica del Mindfulness, podemos aprender a vivir una vida una vida feliz siendo conscientes del momento presente.

Hasta el momento ha publicado más de 100 títulos sobre meditación, Mindfulness y Budismo, y día a día se suman a la práctica diaria de su código universal ético, conocido popularmente como “Los cinco entrenamientos hacia la plena consciencia”.

Sin más, os recomiendo que vayáis a verla. No se trata de una película, pero sus imágenes os seducirán de igual manera. Sobre todo, porque en un mundo en el que en lugar de paz últimamente reina el miedo y la represión, vale la pena llenar el córtex de buenas intenciones y de fórmulas que nos hacen más felices y que nos ayudan a que nos anclemos en el presente, que es lo único que tenemos.

¡Feliz semana!

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *