Treehotel: mucho más que un hotel en el corazón de los Harads

Together Treehotel

Este verano hemos estado en Estocolmo y en la Laponia Sueca. Sobre Estocolmo, una de mis ciudades favoritas junto a Copenhague, Montreal y Nueva York, escribiré más adelante y os daré tips para que podáis disfrutarla al máximo. Por ello, en esta ocasión mi foco va a estar en la segunda parte de nuestro viaje, que tuvo lugar en Luleå, situada en el Círculo Polar Ártico, a una hora en avión de Estocolmo, y donde está ubicado el primer data center propio de Facebook y la Universidad Técnica más importante de Suecia.

Decidimos conocer esta zona, porque desde hacía tiempo teníamos el sueño de alojarnos en el Treehotel: un lugar alucinante con 7 habitaciones increíbles, insólitamente encaramadas a los troncos de los árboles. Cada una de estas habitaciones tienen nombres y diseños únicos como: The Cabin (La Cabina), The UFO (El OVNI), The Mirrorcube (El Cubo de Espejo), The Blue Cone (El Cono Azul), The Bird’s Nest (El nido de pájaro), The Dragonfly (La Libélula) y The 7º Room (La habitación séptima). Y han sido proyectadas por un estudio de arquitectura distinto, entre los más prestigiosos de Escandinavia:

  • Tham & Videgård Arkitekter crearon The Mirrorcube, una habitación de madera de 4x4x4 metros de dimensión camuflada gracias a sus revestimiento de espejos. Para que las aves no toparan con sus paredes se recubrieron sus paredes de una película infrarroja no visible para los humanos.
  • Inredningsgruppen diseñó The Bird’s Nest, un nido gigante perfentamente integrado en el bosque.
  • The Blue Cone es obra de Sandel Sandberg. A esta habitación, que una estructura tradicional de madera de abedul laminado se accede mediante un puente adaptado a personas con descapacidad.
  • Mårten Cyrén y Gustav Cyrén son los autores de The Cabin, una cabaña de 24 metros cuadrados cuya parte frontal está literalmente suspendida en el aire.
  • La idea de Bertil Harström con The UFO fue la introducción de un elemento completamente extraño al bosque: un OVNI.
  • La Dragonfly, proyectado por el escultor y arquitecto finlandés Sami Rintala, es –con sus 54 metros cuadrados– la mayor de las habitaciones. Permite una utilización polivalente, incluso para su uso común como espacio de conferencias y charlas.
  • Y la 7º Floor, la útima en llegar, ha sido diseñada por Jenny Osuldsen de la firma de diseño y arquitectos de renombre mundial Snøhetta, y se encuentra a diez metros de altura. Toda la parte inferior del edificio está cubierta por una fotografía de tamaño natural de las copas de los árboles. Cuenta con un patio que consiste en una red segura, en la que podemos acostarnos y disfrutar de las alturas y de los sonidos del bosque así como del precioso cielo estrellado por la noche. Tiene capacidad para cinco personas.

Asimismo, y a cinco minutos, se encuentra un edificio complementario llamado Brittas Pensionat, de los mismos dueños, donde además de poder alojarte, está situada la recepción, el restaurante, y unas estancias muy acogedoras para seguir en modo relax.

El Treehotel está situado en los Harads, a una hora de Luleå, en la provincia de Norrboten, y se encuentra rodeado de bosques y naturaleza salvaje. ¡Un sueño! Un lugar idílico, donde estuvimos 3 días maravillosos, dedicados al más absoluto Dolce far niente y a actividades, que para dos ratas de ciudad son impensables: desde hacer senderismo, contemplar el Sol de medianoche, disfrutar de la relajante sauna sueca, e incluso cocinar pizza artesana y degustar sabrosos platos locales, así como contemplar el hipnótico río Lule.

Tengo que reconocer, que desde pequeña mi fantasía siempre fue dormir en una casa del árbol. Supongo que me impactó la serie Pippi Calzaslargas – este personaje literario curiosamente fue creado por la escritora sueca Astrid Lindgren y es uno de mis favoritos -, en la que la pizpireta niña pelirroja con trenzas vivía en uno. Pero sea lo que sea, lo que siempre tuve claro es que algún día lo viviría, sin pensar que sería en Suecia.

No sé si alguno de vosotros habéis estado en algún lugar de este tipo, pero si es así imagino que sabréis a lo que me refiero. Y es que no se trata solo de un alojamiento bonito sino de toda una experiencia que nos conecta con nuestro yo más niño, y nos hace disfrutar más si cabe de la vivencia. Al menos nosotros lo vivimos así y fue muy emocionante.

Para que conozcáis un poco su historia, este hotel fue creado por el empresario Kent Lindvall y su mujer Britta Jonsson, inspirados en la película de su buen amigo, el director Jonas Salberg Augustsén “El amante del árbol”, rodada en los Harads, en los alrededores de Brittas Pensionat, y que narra la historia de tres hombres de la ciudad que deciden construir juntos una casa en un árbol. Cuando el rodaje del filme acabó, a Britta le dio pena que destruyeran la casa del árbol construida ex profeso, y Kent le preguntó al cineasta si podían usar la casa del árbol como una habitación adicional del hotel. Aceptó, y enseguida tuvieron una demanda por parte de huéspedes que estaban encantados con la idea. Ellos vieron rápidamente la magia de este concepto, y se pusieron manos a la obra para lanzar algo diferente, algo fascinante y sin parangón. ¡Dicho y hecho! Tras mucho esfuerzo, el trabajo de estudios de diseño escandinavos muy potentes y una fuerte inversión, hicieron realidad su proyecto: habitaciones en los árboles con una idiosincrasia única. Actualmente, y tras 10 años de trayectoria, el Treehotel no deja de cosechar éxitos, admiradores y clientes fieles, que disfrutan del particular Universo, que esta adorable pareja ha creado en las alturas.

Por si esto fuera poco, el Treehotel es también un ejemplo de turismo innovador y sostenible, ya que la sostenibilidad y los valores ecológicos son dos de sus pilares fundamentales. Como os indicaba, las habitaciones están construidas en el bosque prácticamente sin afectar al entorno – todas ellas gozan de un aislamiento excelente y se calientan gracias al sistema de suelo radiante; la electricidad se suministra localmente gracias a sistemas verdes hidroeléctricos; todo el alumbrado consiste en sistemas LED de baja energía; no tienen sistema de alcantarillado y para limpiarlas se usan exclusivamente productos respetuosos con el medioambiente; el WC de cada una cuenta con un sistema sostenible de incineración por combustión a 600ºC, y en el caso de The Mirrorcube dispone de un retrete por congelación, también alimentado eléctricamente y libre de olores; y los baños tienen desagües eficientes con el agua suficiente para lavarse las manos, la cara y los dientes, mediante un sistema eco ruso. Y toda el agua residual se guarda en contenedores que se vacían diariamente. Las duchas están situadas en un edificio separado -. De ahí que la construcción se haya realizado en árboles vivos, sin destruir o cortar ninguno de ellos durante la misma.

Sin más, solo puedo concluir este mes, asegurando que para nosotros éste ha sido el mejor hotel en el que hemos estado nunca. Principalmente porque además del diseño, del paraje y de todo lo que ofrece, se trata indudablemente de una experiencia muy interesante y difícil de olvidar…

¡Feliz semana!

Sitio:

Treehotel

Contacto:

booking@treehotel.se

Dirección:

Edeforsväg 2 A 960 24 Harads Sverige (Suecia)

Precio:

Desde 4900kr/noche

Best hotel experience ever

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *