The Florida Project: la cara B del sueño americano

The Florida Project Escena5

Ayer vimos The Florida Project de Sean Baker y nos encantó. La verdad es que todo lo que hace este señor es maravilla. De hecho, ha sido muy aclamado por la realización de películas como Starlet (2012) y Tangerine (2015) – grabada con 3 iPhones -.

En esta ocasión, Baker dirige esta conmovedora historia escrita por escrita por Chris Bergorch, en la que Halley, la adolescente madre soltera, alocada, desencantada y problemática, vive con Moonee, su hija de 6 años, en un motel rosa de estética muy Wesandersoniana y ubicado a escasos metros de Disney World, que regenta Bobby – interpretado magníficamente por Willem Dafoe – un hombre de aspecto rudo pero de carácter compasivo, que se convierte en una especie de padre para las protagonistas. Lo más curioso de todo lo que acontece en estos 115 minutos es que, a pesar de todos los problemas por los que pasan, la pequeña Moonee nos da grandes lecciones de vida, al lograr ser feliz cada día con pequeñas cosas y con sus queridos e inseparables amigos.

Asimismo, y como podréis comprobar cuando la veáis, The Florida Project es un retrato irónico sobre la cara B del sueño americano, en la que muchísimos americanos malviven en moteles de carretera y sobreviven ganándose la vida ilegalmente, mientras a pocos metros… un mundo de fantasía y diversión y el mayor imperio vacacional de EEUU les recuerda su desdicha.

Entre las muchas curiosidades de este film destaco las que, al menos para mi, me han sorprendido más:

  • Ninguno de los actores que participan son profesionales – ¡el único es Willem Dafoe! -.  A Valeria Cotto, la mejor amiga de la niña protagonista, la descubrieron en un supermercado, y a Bria Vinaite, que hace el papel de la madre de Moonee, la descubrieron en Instagram. Lo más interesantes es que este es el método de trabajo habitual del director Sean Baker y el guionista Chris Bergogh:

Preguntamos a los lugareños si les gustaría participar en la película, y si no, les invitamos a que nos hablen de sus vidas.

  • El nombre de la película hace referencia a uno de los primeros nombres que se usaron durante el desarrollo de Disney World. Aunque en 1971 se acabó inaugurando con el nombre de Walt Disney World, en sus comienzos se denominó The Florida Project, cuando, tras el éxito alcanzado con Disneylandia en California, Walt Disney planeó levantar un gigantesco parque temático en Florida.
  • Toda la película ha sido rodada en 35 mm, excepto la secuencia final.
  • Willem Dafoe invirtió un semana antes de la producción viviendo en la zona de rodaje inmerso en la vida de los personajes y en los matices del dialecto regional.
  • Willem Dafoe fue nominado al Oscar a Mejor actor de reparto por su interpretación esta película, y también al Globo de Oro a Mejor actor de reparto.

Como os adelantaba al inicio, lo mejor de la peli es que aunque parezca que no hay futuro y que las cosas no dejan de complicarse, son los niños, y sobre todo Monnee, quienes viven toda esta bomba de relojería de una manera totalmente distinta, percibiendo una realidad propia en la que la amistad y su afán por descubrir el mundo son los platos fuertes y la esencia de su felicidad. Es increíble como viven prácticamente dos realidades paralelas, en la que los adultos van en caída libre y sin esperanza, pero en la que los niños consiguen abstraerse de un entorno cargado de pobreza, malnutrición, drogas y prostitución, gracias a su inocencia y a su capacidad para construir un universo lleno de vida y de ilusión, sin dramas aparentes.

Hay escenas preciosas, diálogos sublimes, imágenes para enmarcar, momentos que te rompen el corazón y toda una forma muy inteligente y sensible de narrar estas y tantas otras situaciones de desigualdad, que por desgracia viven muchas familias en Florida y en más lugares de América, y que gracias a Baker hemos podido conocer y darles visibilidad.

Sin más, os recomiendo encarecidamente que la veías. Es redonda, la mires por donde la mires.

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *