Sorrisniva: el primer hotel de hielo de Noruega

Hotel De Hielo Alta

Soy una hotel lover, y cuando viajo siempre elijo este tipo de alojamientos por su diseño, por la historia que hay detrás, y por su particular idiosincrasia. Y la verdad es que este año he descubierto lugares increíbles, que sobre todo me han aportado una experiencia. Porque no se trata solo de ir a dormir, sino de vivir otros alicientes inolvidables del viaje.

Exactamente esto es lo que sentí con este hotel de Noruega. Se llama Sorrisniva, está en Alta y… ¡es de hielo! Sí, sí, como lo estáis leyendo… Ahora os cuento más detalles.

Fue en 1999, cuando los propietarios de este lugar tuvieron la genial idea de hacer algo único: ¡construir un hotel completamente de nieve y hielo! De hecho, ellos fueron los primeros en hacer algo así en Noruega y los segundos en el mundo. Ese año nació Sorrisniva y lo demás es historia…

Aunque pueda parecer mentira, cada año construyen y derriban el hotel. Es efímero…. Actualmente cuenta con treinta y una habitaciones, cinco suites, una capilla de hielo para bodas, donde el párroco del pueblo celebra ceremonias luteranas de las de verdad, un ice bar y una gran cantidad de obras de arte de hielo impresionantes, que cambian cada año de temática. Un total de 2500 metros cuadrados con 250 toneladas de hielo y 7000 metros cúbicos de nieve. Y todo hecho por obreros y artistas locales. Para construirlo, usan hielo de un agua sin gas en el valle, y la nieve es producida por el agua del río, y necesitan unas cinco semanas para dejarlo listo. ¿No os parece alucinante?

El hotel se encuentra en un entorno tranquilo y rodeado de nieve inmaculada, lo que lo convierte en un espacio ideal para desconectar del mundanal ruido. Y también está ubicado en el complejo del Sorrisniva Igloo Hotel, que permanece abierto todo el año, y que está compuesto por una cabaña gigante de madera que alberga la recepción; el restaurante – que es muy popular y que basa su cocina en recetas elaboradas con productos locales y con una presentación muy cuidada -; un gran salón comedor; zonas de relax con chimeneas; una sauna y cuartos de baño – el hotel de hielo no tiene baños en su interior, sino que éstos se encuentran dentro de la cabaña de madera -. El hotel de hielo abre sus puertas en diciembre hasta finales del mes de marzo o principios de abril, que es cuando se produce el deshielo. Ese es el momento, en el que literalmente lo derruyen y lo lanzan al río.

En cuanto a sus habitaciones, hay de dos tipos: las clásicas, que son habitaciones «normales» compuestas por una cama con somier de hielo, sobre el que reposa un colchón, y una mesita de noche; y las suites, que además tienen una salita con sofá y mesa de hielo y una cama más lujosa con cabecero tallado. La verdad es que todo dependerá de vuestro bolsillo, pero si os apetece vivir esta excentricidad… yo me decantaría por la opción premium. Por aquello de que «es una vez en la vida».

¿Y la temperatura dentro del hotel? Al estar dentro de un iglú, en su interior hay una temperatura constante de -5 ºC. Pero lo mejor es que al contar con mantas de piel y sacos de dormir, que están forrados con piel de reno, ¡no pasas frío!. Además, como te recomiendan dormir desnudos, para una mayor absorción del calor, la sensación térmica es sorprendentemente muy agradable. Hay que vivirlo para creerlo.

Este hotel está considerado como el hotel que más al norte se encuentra de Europa, a unos 250 kilómetros del Cabo Norte, y como os adelantaba es una experiencia en sí misma, a pesar de que la zona está repleta de actividades alucinantes, que, por supuesto, van más allá de las increíbles auroras boreales. ¿Quién se anima?

* Fotos: Sorrisniva Igloo Hotel

Sitio:

https://sorrisniva.no

Contacto:

+47 784 33 378

Dirección:

Sorrisniva 20, 9518 Alta

¡Un alojamiento inolvidable!

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *