Primeras impresiones…

Lugares Increibles

Tras mi primera experiencia con Ryanair y a pesar de mis miedos tras escuchar historias más que surrealistas por parte de amigos y compañeros, que con anterioridad habían volado con esta compañía… tengo que reconocer que no ha estado nada mal. El vuelo salió con media hora de retraso debido al exceso de tráfico aéreo en Barajas, pero el resto fue todo genial. Es cierto que el servicio a bordo tuvo toques circenses (parecía que estuviese en un mercadillo gitano jijijiji), pero la facturación de mi equipaje se realizó sin problemas (ya sabemos que las low cost son muy estrictas con las medidas y el peso del equipaje) y la recogida de maletas en destino fue increíblemente rápida. Así que… aunque pensé que nunca diría esto… es más que probable que vuelva a volar con ellos.

Asimismo, y tras aterrizar en London-Gatwick, vinieron a buscarme para llevarme a mi guesthouse en Brighton. Y aunque llegué de noche… ya pude hacerme a la idea de lo que me iba a encontrar: casitas victorianas, calles al estilo Notting Hill, ambiente joven, pubs por doquier, humedad, ambiente, pero también tranquilidad.

Esta mañana me he levantado temprano para tomar el típico desayuno inglés en el The Kelvin y ha sido toda una experiencia. Tostadas, zumo, té con leche, huevos revueltos, bacon, etc… mientras el chirimiri matutino barnizaba las plantas de la terraza.

Y ahora… a turistear un poco…

Pie de foto: El Royal Pavilion (Pabellón Real) es una antigua residencia real construida a mandato del Príncipe Regente, que más tarde se convertiría en el rey Jorge IV del Reino Unido. Jorge IV visitó por primera vez Brighton en 1786 y ordenó la construcción del palacio. Su interior es un cruce delirante de estilos asiáticos.

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *