Nadie sabe nada de gatos persas

Ganador Del Cannes Film Festival

En esta ocasión, Bahman Ghobadi, autor de algunas de las mejores películas indie, desciende a los subsuelos de Teherán, donde miles de jóvenes grupos persas se mueven en la clandestinidad underground y esconden al régimen iraní su pasión por la música. De hecho, el film narra la historia de una pareja que acaba de salir de la cárcel y cuyo máximo sueño es grabar un disco, realizar un concierto en Europa y conseguir los papeles que les permitan abandonar el país. Tras recibir el premio especial de Cannes, él y su mujer, también guionista, fueron encarcelados. Un ejemplo más de represión de las libertades individuales por parte del régimen criminal de Ahmadineyad. Sin más, y tras la autobiográfica Persépolis, tenemos ante nuestros ojos un docudrama sorprendentemente franco, en el que Ghobadi muestra abiertamente una protesta contra la censura en Irán.

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *