Mis cafés favoritos de Madrid

Processed With VSCO With K2 Preset

De un tiempo a esta parte, el café de especialidad se está poniendo de moda en Madrid, y eso es genial. Yo soy una amante del café de filtro, y aunque todavía no hay mucha demanda, cada día hay más cafeterías que lo incluyen en su carta.

Asimismo, os guste o no este tipo de café, estas cafeterías, que os recomiendo a continuación, ya se han convertido en mis favoritas por su café excelente. ¿Os animáis a conocerlas?

  • Toma Café

Ya cuenta con dos sucursales, y definitivamente es una de mis favoritas.

En Toma Café solo usan cafés 100% arábica, con un tueste medio, cercano a la fecha de consumo y elaborado por un experto cafetero, que además de saber prepararlo, puede aconsejarnos sobre el tipo de café que vamos a consumir. Y preparan todo tipo de cafés de distintos orígenes para todos los gustos: desde el tradicional café con leche hasta el capuccino, el flat white o el mocca, y ya sea para tomar in situ o para llevar.

Sus diferentes opciones de filter coffee son muy buenas. Además, sus baristas siempre te recomiendan cuál es el mejor en función de tus gustos.

Otro de sus puntos fuertes son sus dulces y versiones salas como sus tostas y sandwiches. Mmmm…

C/ Palma, 49

C/ Santa Feliciana, 5

  • Hola coffee

Esta pequeña cafetería familiar la regentan Nolo Botana y Pablo Caballero, dos amigos amantes de buen café. Ellos tuestan y elaboran su propio café, que compran a pequeños productores de centro América, América del Sur y África. ¿El resultado? Café exquisito. Os recomiendo cualquiera de sus distintas opciones, su cold brewed diseñada por Miriam Persand (la botella es brutal) y su Pumpkin Spice Latte. Sus tartas y tostadas son simplemente… fabulous! La tosta de cheesecake está para morirse…

C/ Doctor Fourquet, 33

  • Hanso Café

El Hanso Café cumple la ecuación perfecta: buen café y servicio excelente en un lugar más que acogedor. Está ubicado en la Calle Pez y, entre otras cosas, destaca por su estética nórdica. En su carta están las versiones más comunes, pero siempre elaboradas con los mejores ingredientes, y por supuesto los mejores granos de café. Mi favorito es el riquísimo honey de los Pirineos de Tusell Tostadores y el Lote 19 de Right Side Coffee. Mmmm…

C/ Pez, 20

  • Pum Pum Café

Ubicado en la calle Tribulete, en este coqueto y pequeño café sirven un café muy bueno, desayunos de escándalo, bollería casera que ellos mismos elaboran diariamente, y un brunch que como dirían en el APM? “es digno de admirar” jajaja Pum Pum Café es un híbrido muy interesante: cafetería, bar y restaurante, con opciones principalmente vegetarianas, cocinadas con ingredientes orgánicos y locales. Su decoración remite a los café neoyorquinos de Lower East Side y Williamsbourg gracias a su ladrillo visto en las paredes, su mobiliario vintage, su mostrador de pan traído expresamente de Holanda, así como su interesante selección de revistas. Además de ofrecer uno de los mejores cafés de filtro que he probado hasta el momento en Madrid, sus espressos y sobre todo sus dulces son excepcionales. Os recomiendo que probéis su bizcocho de zanahoria o su lemon pie.

C/ Tribulete, 6

  • Saint Georges Café

El Saint Georges Café lo descubrí esta misma semana y me encantó. Preparan un delicioso café americano en su pequeño pero muy agradable local, y su banana bread calentito ¡está buenísimo!

Si vivís por el barrio este es un lugar al que peregrinar a diario, y sino también jejeje

C/ Cardenal Cisneros, 64

  • Santa Kafeina

El Santa Kafeina es una más que buena recomendación de los dueños del Saint Georges Café, y la verdad es que ha sido un amor a primera vista. Buen café, ricas tostadas – sirven dos porciones de pan integral con cereales, y puedes decidir acompañarlas de mermelada y crema agria o de dos cuenquitos con tomate rallado (rojo y amarillo) – y tartas caseras. El crumble de manzana ¡es de 10!

Viriato, 37

  • Café Angélica

El Angélica fue en su momento la primera tienda especializada en venta de hierbas de Madrid, y ahora se ha convertido en un auténtico tostador de café, con mucho encanto, ya que han conservado gran parte del encanto de antaño, desde el mueble clásico de madera que empleaban para la venta de especias hasta el suelo. Asimismo, y para no perder su idiosincrasia originaria, han decidido comercializar tanto café como especias ecológicas con certificado Fair Trade; hierbas del Delta del Ebro, también ecológicas y secadas al aire; frutos secos eco; y 14 variedades de tés orgánicos procedentes de India, Japón y China. Sin embargo, el producto estrella es el café – cuentan con hasta 11 tipos -, el cual está exquisito gracias a una máquina Hobart alemana pequeñita, capaz de moler cinco kilos cada vez, y con la que invitan tanto a clientes como a restaurantes a que se hagan su propio café, a su gusto. Y es que ellos mismos lo tuestan y su procedencia es de pequeños productores de Etiopía, Tanzania, Colombia, Guatemala, Brasil…

Por otro lado, y como no podría ser de otra manera, aquí también podréis maridar vuestro rico shot de café y/o té con sus excelentes desayunos, comidas y meriendas a base de tostadas. ¡Muy rico!

C/ San Bernardo, 24

  • La Colectiva

La Colectiva Café es el resultado del buen hacer de Juan y Pablo, grandes amigos argentinos, quienes en febrero de 2017 decidieron llevar a cabo su sueño en la capital. El local es muy luminoso e invita a entrar, ya que está a pie de calle y sus grandes puertas están abiertas. El edificio en el que está ubicado se trata de un edificio clásico de Chamberí con 130 años. De ahí que hayan conservado su estética en gran medida, a pesar de que le han dado un toque nuevo con su jardín vertical y su mobiliario de diseño. Asimismo, cuenta con dos niveles, y en la planta baja es donde se encuentra un salón con mesas comunales y sillones para poder trabajar y charlar sin prisas. Otro de sus puntos fuertes, además de su rico café, es su carta de desayunos y meriendas.

C/ Francisco de Rojas, 9

  • Federal Café

Federal Café está especializado en cocina ecológica y recetas internacionales muy saludables. Sus desayunos están riquísimos y son muy variados: desde croissants horneados, tartas caseras, cereales, pancakes de trigo sarraceno con frambuesas y sirope de arce, hasta tostadas de centeno con aguacate, lima y cilantro o sus famosísimos huevos benedictinos. Su café es orgánico y está muy rico. También es muy recomendable su golden milk. Además, desde que abrieron su nuevo local al ladito del Mercado de San Miguel, ya contamos con dos oportunidades para disfrutar de todas sus delicias.

Plaza de las Comendadoras, 9

Plaza Conde de Barajas, 3

  • La Bicicleta

Este clásico bar-café de Malasaña ofrece grandes versiones de café de especialidad para todos los gustos. Su decoración acogedora es una de las claves de su encanto. Sus mesas de madera corridas y su mobiliario vintage, donde destacan los sofás chester y sus lámparas y sillas “cada una de su padre y de su madre” hace que te sientas como en tu casa.

Otra de sus virtudes son sus tostas y sandwiches con pan danés y su deliciosa repostería artesana, así como sus imperdibles Tasty Mondays (previa reserva; www.labicicletacafe.com), en los que el chef Guillermo Galiana cocina delante de los comensales que atiende, que habitualmente no se conocen.  Una experiencia gastro inolvidable.

Plaza de San Ildefonso, 9

Y vosotros… ¿con cuál os quedáis?

¡Feliz semana!

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *