Los pueblos más bonitos de Noruega Ártica

Tromso Norway

Ahora que el frío aprieta y que huele a Navidad, me acuerdo más si cabe de los días que pasé en Noruega Ártica, rodeada de nieve y de naturaleza… Ayyy! Quien pudiera teletransportarse ahora mismito jajaja

Por ello, y aunque el asfalto sea mi alternativa a la nieve, he decidido motivarme y motivaros con este post sobre los pueblos más preciosos de esta región. Are you ready?

  • Kautokeino y Karasjok

Kautokeino y Karasjok son las principales ciudades Sami. En Kautokeino se desarrolla la mayor parte de la cultura. Y Karasjok está más centrada en la actividad política, con edificios administrativos y el Parlamento Sami.

Kautokeino es el principal centro cultural de la Laponia noruega. Una ciudad auténtica y original que representa de maravilla el alma del pueblo Sami. Y es que Kautokeino es el lugar de Laponia, donde las tradiciones autóctonas están mejor preservadas, sobre todo gracias a su museo local; su galería de arte; su teatro nacional Sami Beaivváš, que desempeña un importante papel en hacer visible la historia y la cultura Lapona; el Sami High School y la escuela de pastoreo de renos o el Instituto Nórdico Sami, donde se realizan estudios sobre la lengua, la cultura, el la cría de renos, y estudios legales.

Kautokeino (Guovdageaidnu en sami) tiene una población de unos 3.000 habitantes frente a 100.000 renos. Estos últimos están por todas partes y su cría sigue siendo hoy en día la actividad económica principal del municipio.

Karasjok es una pequeña localidad ubicada en lo más profundo de la región de Finnmark y a muy pocos kilómetros de Finlandia. Alrededor del 90% de la población local habla Sami. Por ello, es muy interesante que visitéis a una auténtica familia Sami, y conozcáis de cerca cuál es su día a día; cómo trabajan con los renos; su gastronomía como el rico estofado de reno; y sus tradiciones abanderadas por sus coloridos trajes y su popular canto, el fascinante joik. También os recomiendo que hagáis un paseo en reno con ellos u optéis por motos de nieve. Sea como sea, la experiencia es inolvidable.

Os aconsejo que ambas poblaciones vayáis durante el “Festival de Pascua” (del 18 al 25 de abril) para descubrir la cultura Sami en todo su esplendor. Aunque si queréis ver Auroras Boreales, es mejor que organizáis el viaje entre el 21 de septiembre y el 21 de marzo. Y que, por supuesto hagáis estas dos actividades: Contemplar las vistas desde la colina donde se encuentra el trampolín de salto de esquí; y desplazaros en raquetas de nieve por los bosques y lagos helados de la zona. ¡Es absolutamente increíble! Por supuesto, hay excursiones con expertos que son geniales, y en las que además os explicarán muchas cosas sobre la zona, la naturaleza autóctona y sus costumbres, que ya os advierto que os encantará.

  • Tromsø

Tromsø es la ciudad más grande del Norte de Noruega, y también el puerto del Ártico, el pueblo del sol de medianoche… Tromsø es esto y más. Un lugar con mucha vida, que destaca por su belleza, pero también por su maravilloso festival de cine y edificios contemporáneos como la nueva biblioteca o la catedral del ártico.

Tromsø está situada en el centro del óvalo de las auroras boreales, es decir, en la región con mayor probabilidad para contemplar una aurora boreal. También es ideal para realizar actividades diurnas, como un paseo en trineo de perros, avistamiento de ballenas, rutas con raquetas de nieve o en motos de nieve. Y, por si esto fuera poco, muy cerca de la ciudad se encuentran los hermosos fiordos, donde podréis ver pigargos y focas. ¿Alguien da más?

  • Alta
Alta es la población más grande en la provincia más septentrional de Noruega, y se encuentra en los confines del Altafjord. Y a pesar de su ubicación, cuenta con un clima sorprendentemente suave.
En Alta alucinaréis con sus bosques, mesetas montañosas y paisajes costeros, además de muchas alternativas para disfrutar de días y noches al aire libre para practicar los deportes de senderismo, bicicleta/fatbikes e incluso pescar en el río Altaelva, uno de los mejores ríos de salmones del mundo.

Alta es un destino sostenible, lo que significa que trabajan de manera continuada para reducir el impacto medioambiental del turismo. Y es que aunque nos ofrecen la mejor experiencia en sus parajes, lo que les destaca de otros lugares es que trabajan muy duro por salvaguardar sus activos naturales y culturales, y convertir esta maravilla en un lugar excelente en el que vivir, pero también visitar.

Como curiosidad, comentaros que si vais en verano, podréis visitar las tallas en la roca de Hjemmeluft, que conserva los restos de un asentamiento humano que data del 4.200 al 500 AC. Esta pieza de arte tallada en la roca constituye la prueba más importante de la existencia de actividad humana en la periferia del lejano norte en tiempos prehistóricos, y está catalogada por la UNESCO como patrimonio de la Humanidad. Esta época también es buena, debido a que desde mayo hasta agosto hay 24 horas de luz al día, explorar el cañón más grande del norte de Europa y hacer muchas actividades de aventura.

Alta es un lugar excepcional para ver auroras boreales. De hecho, el primer observatorio de auroras boreales del mundo se construyó aquí mismo, a finales del siglo XIX.

Ah! Y para rizar el rizo, si queréis una experiencia 360º podréis alojaros en el hotel de hielo Sorrisnive Igloo, que se encuentra a orillas del río Alta y está rodeado de bellos parajes naturales. El interior y exterior de este lujoso hotel están construidos de nieve y hielo. Y al ser “perecedero”, en enero de cada año, el hotel abre sus puertas y en primavera, se derrite.

¿Qué os ha parecido? ¿Con ganas de hacer las maletas y perderos en la región más al norte de Noruega?

¡Feliz semana!

*Fotos: Visit Norway

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *