La Hojaldrería: oda al hojaldre by Sr. Bonet

Hojaldrería
  • martes 19 de diciembre 2017

Hay personas que lejos de replicar modelos de negocio que ya funcionan, prefieren generar sus propios conceptos gastronómicos. Ese es el caso de Javier Bonet aka Sr. Bonet, quien tras triunfar con Sala de Despiece o Muta, vuelve a la palestra con la Hojaldrería: un nuevo espacio gastro dedicado al hojaldre en sus múltiples versiones.

Os cuento…

La idea surgió de la mente de Bonet, quien siempre ha admirado a las personas con talentos artesanales, capaces de dedicarse en cuerpo y alma a una ocupación, ya que para que para él, debido a su carácter inquieto y a su capacidad por llevar a cabo múltiples cosas al mismo tiempo, le resulta imposible. Por ello, y partiendo de este punto de partida, decidió apostar por esta delicia, en la que Estela Gutierrez Fernandez es toda una maestra. Sobre todo, porque proviene de una familia cantaores, que es toda una eminencia al respecto – son los propietarios de “Pastelería Pedro”, de Cabezón de la Sal -.

Como podréis comprobar, su concepto se abstrae de lo evidente, ya que lo que Bonet tenía en mente era hacer un proyecto dulce, pero pensando como pastelero y no como cocinero que quiere hacer postres… De ahí que se decidiese por el hojaldre, convirtiéndolo en el alambre sobre el que mantener el equilibrio, entre lo dulce y lo salado. ¿Curioso, verdad?

Para ello, diseñó 4 posibles escenarios, y se puso a buscar el local ideal. Es decir: un espacio que le enamorase y que, como no podría ser de otra manera, marcase el diseño final del proyecto y de su oferta. Casualidades de la vida, lo encontró en la calle Virgen de los Peligros, que anteriormente había sido una cafetería, en la que preparaban unas patatas Shuffleé muy ricas, y que además, durante casi 100 años había sido una mantequería – la “Mantequería RIBAS Y ALBA” -.

La Hojaldrería es un homenaje a los tres ingredientes principales que componen el hojaldre: mantequilla, harina y agua. De hecho, su logotipo lo refleja a través de un bonito anagrama que forma parte del frontal de la entrada.

Todo el interiorismo también está dedicado a esta fórmula, y juega de diferente manera con este triunvirato. El local está segmentado en tres franjas: los suelos y zócalos incluyendo todo el mobiliario que esté en esa franja representan la Mantequilla; el siguiente estrato, las paredes, sería la Harina, las cuales solamente son invadidas por unas imágenes que simbolizan la obsesión por el hojaldre, realizadas por Javier Salas, y que responden a la premisa “Veo hojaldres por todas partes”; y por último, están los espejos que reflejan el color del techo – una maravilla que han podido recuperar del edificio original – y que representan el Agua. En esta ocasión, para decoración ha contado con Paco Pocovi, un buen amigo de Bonet, formado en la industria de la moda y la decoración, y con un gusto excelente.

Respecto a la carta, tenéis que saber que a pesar de las apariencias, en la Hojaldrería se puede desayunar, comer, merendar y cenar, ya que disponen de platos tanto salados como dulces, para comer en mesa o barra; una oferta que no contiene hojaldre; e incluso un menú degustación ideal para probar sus greatest hits.

La verdad es que comer en la Hojaldrería es toda una experiencia. Cada bocado es una sorpresa y una fiesta para el paladar. Sobre todo porque en la mayoría de nuestras cabezas el hojaldre siempre ha quedado relegado a los postres… y resulta muy interesante ver como su presencia potencia todas sus creaciones saladas. Un buen ejemplo es su Wellignton Burger, una versión de este archiconocido plato, ideal para ser compartido y cuyo sabor es excepcional, así como su presentación; también la croasantada con salmón ahumado; el Churro de hojaldre frito relleno de queso azul con endivias a la frambuesa y aceite de nueces; o la tartaleta de huevo “Onsen”, setas, Demi-glace de ave y trufa.

La verdad es que aunque os siga contando sus parabienes, lo mejor es que vayáis a comprobarlo en persona. Vale la pena, y como os adelantaba, va a cambiar completamente y favorablemente vuestra percepción sobre el hojaldre y sus descendientes.

Happy day!

Contacto:

910599153

Dirección:

C/ Virgen de los Peligros, 8 (Madrid)

Horario:

De lunes a miércoles de 8:30 a 20 h. · Jueves y viernes de 8:30 a 00:00 h. Sábados de 10 a 00:00 h. · Domingos de 10 a 18 h.

Precio:

Comidas y cenas: 40 € · Desayunos y meriendas: 10 €

El hojaldre tiene mucho que decir...

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *