La Esperanza: cocina muy fina en un bar con mucha solera

CocaMallorquinaBarLaEsperanza

El sábado pasado, después de dar un paseo por las galerías de Dr. Fourquet, pasamos por casualidad por el Bar La Esperanza y sentimos una curiosidad inmediata por él. Así sin pensarlo demasiado entramos y pedimos una mesa para dos. Por suerte, nos encontraron una en el salón principal y nos dispusimos a adentrarnos en su apetecible carta.

Para que os hagáis a la idea, tenéis que saber que el Bar La Esperanza tiene look de bar de toda la vida de la Barceloneta, pero con un aire renovado muy auténtico, además de super acogedor. La paleta de colores de sus muebles, sus platos, sus mantenidos, lámparas… es maravillosa, y en cuanto crucéis su umbral, a pesar de ser la primera vez, sentiréis que estáis como en casa.

Este bar de barrio resulta ideal para tomarte un vermú o unas cañas bien tiradas junto a tapas de lujo, así como para comer o cenar a base de bien. Vamos… ¡un festival para los sentidos! Entre sus delicias cabe destacar la coca mallorquina de pimientos, con tomate, pimiento de piquillo, pimiento verde, cebolleta, sardina marinada y sopleteada; el atún rojo con caponata, berenjena y albahaca; el cous cous Siciliano, de pescado y mariscos, con menta, cilantro y limón; sus increíbles calçots con salsa romescu o sus albóndigas griegas de cordero y yogurt, así como su mítica Bomba de la Barceloneta y sus postres… (nosotros probamos el Valenciano y el flan con helado de fresa y crema de fresa y nata). Se nota el buen hacer de los responsables gastronómicos del proyecto, los chefs y amigos Javier Goya (Triciclo, Tándem) y Ferrán Blanch. ¡De 10!

Os recomiendo que vayáis antes de las horas punta, porque se llena. ¡Ah! No olvidéis bajar a la planta baja… vale mucho la pena.

¡Feliz semana!

* Foto de portada by Con el morro fino.

Sitio:

 http://www.laesperanzabar.com

Contacto:

915 282 542

Dirección:

C/ Torrecilla del Leal, 3 (Madrid)

Precio:

30 €

Comida de lujo en un bar de barrio renovado.

Comentarios 1

  1. Cristina

    Sinceramente merece la pena ir. Me encantó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *