Josh Coombes, peinando gratis a personas sin hogar

Josh Coombes
  • sábado 10 de diciembre 2016

Hay personas que más allá de dedicarse a su profesión, buscan ayudar a los demás. Este es el caso del barbero británico Josh Coombes. Resulta que un buen día, saliendo de su barbería se encontró con Darak, un homeless al que en lugar de ignorar se ofreció a cortarle el pelo.

Llevaba meses viviendo sin techo y tenía graves problemas de adicción. Hablamos mucho mientras le cortaba el pelo y me involucré en su historia personal… Desde el primer corte empecé a notar en él un cambio. Cada vez que le metía las tijeras me contaba sus progresos: entró en rehabilitación, encontró un trabajo, se echó una novia.

Así que lo que empezó como un gesto altruista y bondadoso dio pie un movimiento global con millones de seguidores y una propuesta editorial para documentar la acción #DoSomethingForNothing. ¡Maravilloso!

Haz algo sin esperar nada a cambio… Cocina por nada, enseña por nada, llévale comida a quien lo necesita o una taza de café caliente. Sal a la calle y pasa a la acción. Si quieres cambiar el mundo, empieza cambiando algo a la vuelta de la esquina…

Y es que nunca pensó que una buena costumbre que llevaba a cabo después del trabajo pudiese cambiarle la vida a alguien y pudiese transformarse en un proyecto gráfico, en el que también participa su amigo y fotógrafo Dave Burt responsable de su canal de Instragram, y autor y creador de @London.

Hace poco conocí a un africano que venía tras su hijo, al que no veía desde hacía cinco años. Me dijo que iba a verle al día siguiente y que después de que le arreglara la barba y el cabello se sentía más preparado. El corte le devolvió la dignidad, la autoestima y la confianza.

Josh tiene 29 años y antes que peluquero fue rockero, y aunque está siendo reconocido como un pionero, sigue la estela de otros que como él también ayudan a quienes más los necesitan como Mark Bustos, el estilista neoyorquino que empezó a cortar el pelo a los homeless de la Gran Manzana o Nasir Sobhani, quien hace lo propio en Australia.

dosomethingfornothing

Actualmente Josh vive en Brixton, donde trabaja a tiempo parcial en un café y se gana la vida cortando el pelo a domicilio, aunque lo que de verdad le apasiona son sus incursiones con las tijeras en lugares donde jamás imaginaríamos que podría montarse una ‘peluquería pop-up’ como el túnel de Charing Cross en Londres o la Plaza de la Victoria en Atenas.

A veces tenemos la sensación de que los problemas son demasiado grandes, que nos desbordan y no podemos hacer nada por solucionarlos. Lo que tenemos que hacer es minimizar el problema, salir al encuentro de la gente vulnerable que tenemos más cerca, hablar con ellos, reconocerles y respetarles, y tender si es posible una mano.

Una vez más queda patente que solo hay esperanza en la acción, y que con gestos sencillos podemos ayudar muchísimo.

¡Feliz fin de semana!

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *