Huettenpalast: el primer hotel camping del mundo!

Huettenpalast

¿Es un hotel? ¿es un camping?… ¡No! ¡Es Huettenpalast! (en español “Casa Palacio”). Un híbrido que nació hace un año aproximadamente gracias al ingenio de las empresarias Silke Lorenzen y Sarah Vollmer. Dos emprendedoras que se toparon un buen día con una fábrica abandonada y decidieron reconvertirla para ofrecer una alternativa divertida que se saliese un poco de los convencionalismos propios de los alojamientos hoteleros. De ahí que optasen por crear este original negocio en el que las tradicionales camas son sustituidas por una serie de caravanas retro de lo más cool. Una opción diferente para todos aquellos que quieran disfrutar del encanto de un camping pero con las ventajas y las comodidades de un hospedaje de tres estrellas.

Este Hotel-Camping de nombre impronunciable está ubicado en la antigua nave de una compañía de aspiradoras en el barrio estudiantil de Neukölln, uno de los más carismáticos y emergentes en términos de innovación y creatividad. En la actualidad tienen capacidad para un máximo de 30 personas y cuentan con tres roulottes, tres bungalows de madera y seis habitaciones para aquellos que prefieran hospedarse en un dormitorio de los de toda la vida.

Lo que persigue este revolucionario concepto es, tal y como indican sus creadoras, concebir un espacio único en el que la gente pueda reunirse e interactuar, en lugar de desaparecer en sus habitaciones para siempre”. Por ello, han tenido en cuenta hasta el más mínimo detalle y ellas mismas se han encargado de la decoración de este singular edificio, con el propósito de simular, entre otras cosas, los campings de los setenta. Así que gracias a su buen gusto, todas las caravanas – adquiridas en su mayoría en ebay – están perfectamente amuebladas y tienen accesorios vintage, que le otorgan un aire muy confortable.

Además de las insólitas estancias, el Huettenpalast alberga en su planta baja una especie de oasis urbano con paredes de ladrillo visto, hamacas, césped natural, plantas y flores multicolores, que conecta directamente con las alcobas. Y también una cafetería que sirve desayunos con pasteles elaborados artesanalmente, y almuerzos con platos principalmente vegetarianos y cocinados con ingredientes de productores locales en su mayoría ecológicos.

Asimismo, las caravanas y los bungalows también gozan de un pequeño porche que invita a la relajación tras una agotadora jornada de turisteo por las sinuosas calles de Berlín. Y aunque a diferencia de las roulottes, las habitaciones sí que disponen de baños privados, estos están perfectamente acondicionados y no supone ningún hándicap para los huéspedes.

Otra de sus peculiaridades es que ofrecen alquiler de bicicletas, para promover el turismo eco, y exposiciones itinerantes de artistas noveles en sus instalaciones, como los retratos de Ilona Ottenbreit.

El precio de una caravana para dos personas es de 65 € e incluye café&croissant y wireless. Un importe inferior al de una noche en un hotel tradicional de esta categoría. Por eso se trata de una alternativa low cost para quienes decidan visitar la capital de la República Federal alemana y experimentar unos días inolvidables.

  • También podrás leer este artículo en la revista LING de este mes.

Hüttenpalast
Hobrechtstraße 65/66 (Berlín)

  • Booking:

Caravanas:

Individual: 45 €/noche

Doble: 65 €/noche

* Croissant & café + free wireleess incluido

Habitaciones:

Habitación individual: 65 €/noche

Habitación doble: 85 €/noche

Habitación con 3 camas: 115 €/noche

Habitación “Family” (4 camas): 135 €/noche

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *