Hôtel vetements by Alexandra Hartmann: chaquetas con mucha historia…

Hôtel Vetements

Aunque creamos que está todo inventado… todavía hay gente creativa que innova y se inventa marcas tan originales como Hôtel vetements.

La idiosincrasia de esta marca reside en el origen de las telas con las que fabrica sus bonitas chaquetas, ya que resulta que su creadora, Alexandra Hartmann, las fabrica a partir de cortinas desechadas de hoteles de París. De ahí que todas ellas sean únicas: de colores y estampados diferentes; están confeccionadas con algodón; tienen un bonito forro de seda y además, son reversibles.

Pero… ¿Cómo empezó todo?

Una noche, mientras Alexandra Hartmann deambulaba por las calles de París, su ciudad natal, se topó con un montón de cortinas de las que se había deshecho un hotel cercano. Un hecho causal, que, al menos a ella, le sirvió para inspirarse y crear su prima marca de ropa. ¿No os parece alucinante?

Durante dos años estuvo contactando con hoteles, moteles y albergues de París para que en lugar de tirar esas telas se las cediesen. Un trabajo arduo, pero que ha fructificado en Hôtel, su propia colección de chaquetas y tops, confeccionados a partir de las cortinas en terciopelo Genoa, seda ribeteada de flecos y jacquard.

Acabé rodeada, en mi pequeña habitación de Belleville, hasta arriba de cortinas y pensaba: ¿Qué diablos estoy haciendo? Al principio fue una odisea.

Como ella misma asegura, los inicios no fueron fáciles, ya que las telas no se encontraban en las mejores condiciones – la mayoría de ellas tenían manchas, agujeros e incluso marcas de cigarrillos -. Pero lo curioso es que justo esas imperfecciones, que al principio le parecían un inconveniente, le sirvieron para que ella consiguiese crear patrones ad-hoc hasta convertirlos en estas exclusivas creaciones vintage.

Sin más, si como yo ya os sentís atraídos por ellas, podréis adquirirlas en la tienda online de Hôtel o en la boutique Leah Maria de Copenhague, donde reside actualmente. La única pega es su precio…  Cuestan 350 €

Ninguna pieza es exactamente igual a otra –añade– y eso es lo que las hace especiales. Son como pequeñas joyas.

¡Feliz semana!

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *