Gala Salvador Dalí. Una habitación propia en Púbol

Gala La Eterna Intrusa

Dalí es mi artista favorito de todos los tiempos. Por ello, no puedo alegrarme más al saber que el Museu Nacional d’Art de Catalunya y la Fundació Gala-Salvador Dalí acaban de inaugurar una expo en Barcelona sobre Gala. Se llama “Gala Salvador Dalí. Una habitación propia en Púbol” y a través de la misma pretenden desvelar los misterios alrededor de esta musa y artista, y una figura clave en el arte del siglo XX.

Ella ya estaba allí. ¿Quién? No me interrumpan. Dije que ella estaba allí, y esto debería bastar. Gala, la mujer de Éluard. ¡Era ella! ¡Galuchka Rediviva!

Y es que además de ser pareja de Dalí y antes del poeta Paul Éluard, Gala nunca dejó indiferente a nadie… Fue amada y odiada a partes iguales: despertó el odio de Breton o Buñuel; el amor incondicional de Eluard o Dalí; la pasión de Max Ernst; la amistad leal de Crevel, y hasta fue modelo de Man RayBrassaï, Beaton, Schaal, Horst o Lacroix… – De ahí que la muestra nos descubra alguna de estas incógnitas sobre su persona, y nos descubre a una Gala no solo como musa inspiradora de artistas y poetas, sino también como creadora, artista y pilar esencial en el desarrollo artístico de Dalí.

Todo este descubrimiento sobre la vida de esta mujer enigmática e intuitiva, hija de intelectuales de Kazan (Rusia), y mundialmente conocida por ser la mujer de Salvador Dalí, así como su musa y la protagonista de algunas de sus pinturas, se lleva a cabo a través de 180 obras. Un recorrido único – se expone por primera vez un interesante conjunto de cartas, postales y libros, además de vestidos y objetos del tocador personal de Gala -, en el que nos adentraremos en recovecos nunca vistos como la transformación de Gala en artista de pleno derecho, debido a la cooperación artística que llevó a cabo con Dalí, y que significó la autoría compartida de algunas obras. Asimismo, también asistiremos a la evolución de Salvador Dalí como pintor a través de un conjunto importantísimo de sus obras.

Alguien escribió que desvelar a Gala sería desentrañar el tablero surrealista que sin ella sigue incompleto. Nada más cierto. Gala es clave en el desarrollo literario de su primer marido, Paul Éluard, y es la misma que, tras su viaje a Cadaqués en 1929, vislumbra las potencialidades de Dalí y abandona su vida parisina por un joven catalán con el que va compartir vida y proyecto creativo.

Todas las obras que se podrán contemplar hasta el 14 de octubre proceden principalmente de la Fundación Dalí, que aporta más de 40 obras, pero también de colecciones privadas y museos internacionales como el Museo Dalí de St. Petersburg (Florida); el Haggerty Museum of Art (Milwakee); el Centro de Arte Georges Pompidou (París); la Bayerische Staatsgemäldesammlungen, Pinakothek der Moderne, (Munich); el Museo di Arte Moderna e Contemporanea di Trento e Rovereto (Rovereto); la Fundación Thyssen-Bornemisza o el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (Madrid), entre otros.

Sin más, lo que está claro es que estamos ante una oportunidad increíble para ahondar en la vida de la figura compleja y fascinante de Gala, así como un motivo más para volver a visitar la Ciudad Condal.

¡Feliz semana!
Sitio:

http://www.museunacional.cat/es/gala-dali

Contacto:

Museu Nacional d’Art de Catalunya

Dirección:

Palau Nacional, Parc de Montjuïc, s/n (Barcelona)

Horario:

Hasta el 14 de octubre

Precio:

8 €

MUST!

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *