EXPOSED: Voyeurism, Surveillance and the Camera

Exposed

Nuestra ansía y morbo por saber que pasa a nuestro alrededor ha provocado desde tiempos inmemoriales el consumo de este tipo de instantáneas. Y los paparazzis, a pesar de ser los más odiados, se han convertido en los Directores de orquesta de este espectáculo y calman nuestra sed de curiosidad (o más bien “chafardeo”). Vivimos en la era de Facebook, Twitter, YouTube y los programas del corazón (TV), y cada vez más parece que a mucha gente (famosos o “famosillos”) no les importa demasiado la cantidad de veces que son “expuestos” ni la imagen que de ellos se proyecta.

«Exposed: Vouyerism, Surveillance and the Camera» es la nueva exposición que alberga hasta el próximo 3 de octubre la Tate Modern de Londres. Esta magnífica muestra ofrece una serie de fotografías fascinantes realizadas a escondidas… sin el permiso explícito de las personas retratadas. Entre sus tesoros… se encuentran fotografías de finales del siglo XIX hasta la actualidad, y todas ellas muestran una mirada impactante e ingeniosa sobre temas tabú.

Para la mayoría de los fotografiados, la idea de ser invisibles tan sólo fue un sueño inalcanzable y las 250 obras lo demuestran. En ellas, el sexo y las celebrities son una constante irremediablemente conectada. Y un claro ejemplo son las fotografías de Liz Taylor y Richard Burton, Paris Hilton dirigiéndose a la cárcel, la sexy Marilyn Monroe en la boca del Metro, el asesinato de JFK o Greta Garbo evitando la cámara en un restaurante.

Asimismo, la colección incluye el trabajo de fotógrafos de reconocido prestigio internacional como Guy Bourdin, Henri Cartier-Bresson, Philip Lorca diCorcia, Walker Evans, Robert Frank, Nan Goldin, Lee Miller, Helmut Newton y Man Ray.

Sin más, si estáis pensando en haceros una escapadita a Londres, recordad que este año la Tate está celebrando su 10º Aniversario (10º) y que entre otras muchas actividades interesantes, ésta está siendo una de las más aclamadas.

Entrada: 10 libras.

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *