Eugenio Recuenco: el arte de hacer cine con fotografías

Eugeniao Recuenco6

Descubrí a Eugenio Recuenco a través de mi chico y… ¡me enamoré perdidamente de su arte! Este fotógrafo madrileño es considerado uno de los mejores y más valientes fotógrafos de moda de España. ¡Ahí es nada! Por ello, y como podréis comprobar, pocas veces te enfrentas a instantáneas como estas, con una escenografía burtoniana impoluta, y capaces de generar un diálogo con el espectador, así como una reflexión más allá de la estética. Y es que sus fotografías son como pequeñas historias cinematográficas.

La intención más primitiva fue el placer por fotografiar, por inventar historias y fotografías con total libertad, no solamente por mi parte, sino también por la del equipo de estilistas, maquilladores, etcétera, que también han visto multiplicada su parte creativa.

Por suerte, en Madrid, y hasta el 20 de enero, podremos disfrutar de esta maravilla de serie, con la que lleva trabajando 7 años, y cuya idiosincrasia radica en la dimensión monumental tanto conceptual como física de la muestra, así como por la carga personal que reside en este recorrido formado por 365 fotos + 1 – esta última la hizo con un Huawei P20 Pro, y se convirtió en la lona publicitaria más grande del mundo -.

Fue en 2011 cuando empezó a trabajar en este proyecto fotográfico personal 365º. Y aunque cada una de ellas es interesantísima en sí misma, lo que hace especial a esta expo es su conjunto y el montaje a cargo de Clorofila, que le otorga ese dramatismo cinematográfico, que a veces también se confunde con una pintura barroca y en otros casos minimalista.

Empecé a hacer las fotos con una Hasselblad, porque daba la textura y la sensación que yo quería que tuviesen las fotos. A la mitad del viaje de “365º” me planteé qué pasaría si de pronto se estropeaba la cámara, porque estábamos contando las historias pero también queríamos que tuvieran una cierta textura final similar; entonces busqué y encontré una cámara antigua igual de segunda mano, y fue comprarla y en la siguiente sesión se rompió la original…

Todas ellas conforman el deambular introspectivo y personal sobre la reflexión del tiempo en la vida de Eugenio Recuenco. De ahí, que os sintáis muy identificados con ciertos momentos y situaciones metafóricas, pero repletas de verdad existencial.

Hacer fotografías no te hace fotógrafo. La visión del fotógrafo está por encima de la cámara, no nos podemos esconder en que nosotros sabemos manejar una cámara y otros no. El fotógrafo no puede limitarse a retratar la realidad sin dar una opinión, sin tener un criterio sobre aquello a lo que está disparando.

La exposición se ha dividido en tres grandes conceptos y espacios. En la primera sala se profundiza en la idea de la reconstrucción del espacio. La segunda sala nos adentra en una suerte de retablo de las vanidades, culminada por la fotografía del ego. Y justo enfrente, está la pared en la que aparece su familia, sus padres, su hija, su mujer, en diferentes actitudes y representando distintas realidades. Y la tercera sala nos ubica en el mundo del cine, del movimiento; una visión cada vez más recurrente en los trabajos de Recuenco, donde la imagen en todas sus variantes forma parte de su espectro creativo.

Por si teníais dudas, es importante que sepáis, que todas las escenografías que veréis se han realizado a medida, aunque parezca mentira. ¡Es alucinante! También es relevante mencionar a su director de arte, el gran Eric Dover y a todo su equipo de trabajo, que no es pequeño. Juntos han logrado que las ideas de Recuenco consigan el resultado tan maravilloso que veréis.

Sin más, solo puedo acabar este post, animándoos a ir a verla. El único “pero” es que está lejos del centro y que para ir, si no tenéis coche, tendréis que coger un par de trenes o más de un metro. Pero lo importante es que cuando la descubráis, no os arrepentiréis. ¡Es una de las expos del año!

Contacto:

CEART

Dirección:

C/ Leganés, 51 (Fuenlabrada · Madrid)

Horario:

Hasta el 20 de enero de 2019 · De lunes a domingo de 17 a 21 h.

Precio:

Gratis

¡Imprescindible!

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *