Entrevista a Joan Artés de La Casa por el Tejado

Joan Artés

La semana pasada entrevisté a Joan Artés, arquitecto y fundador de La Casa por el Tejado, un proyecto que consiste en dar una nueva vida a fincas antiguas que no alcanzan la misma altura de los edificios colindantes y que generan vacíos antiestéticos entre medianeras, rehabilitándolas, mejorando su eficiencia energética y construyendo áticos nuevos con cubiertas verdes.

Pasen y lean…

  1. ¿Cuál es el origen de La Casa por el Tejado? ¿Cuándo y cómo surgió?

    La empresa nació en Junio de 2012 como aplicación del modelo urbanístico propuesto en mi tesis doctoral en la escuela de Enginyería i Arquitectura La Salle – Universitat Ramon Llul de Barcelona. Quería poner en práctica mis conocimientos teóricos sobre el proceso de crecimiento de la ciudad empezando por agotar la superficie disponible en centros urbanos y aprovechando las azoteas inutilizadas de aquellos edificios con edificabilidad vacante.

  2. ¿Quiénes estáis detrás de este proyecto?

    Detrás de La Casa por el Tejado, hay un equipo pluridisciplinar formado por 40 personas, la mayoría con formación universitaria, provenientes del mundo de la arquitectura, la ingeniería, la economía, las finanzas y la gestión empresarial.

  3. ¿Qué era antes el espacio donde residen actualmente vuestras oficinas?

    Donde ahora están nuestras oficinas había una vivienda y encima de ella un terrado clásico del ensanche de Barcelona sin uso. Nuestra intervención fue rehabilitar el edificio antiguo y esta planta 4º, añadirle una 5ª planta y una cubierta ajardinada.

  4. ¿Quién se encarga de localizar estos espacios potencialmente mutables?

    Hace 4 años hicimos un estudio a pie de calle, observando cada edificio antiguo y estudiando según la normativa urbanística existente la edificabilidad vacante que podría darse en cada una de ellas. Nos surgieron más 2.800 posibilidades en Barcelona, Madrid, Pamplona y País Vasco. Luego nuestro equipo comercial, que en realidad no vende, sino que es una “fuerza de compra”, se dedica a contactar con cada comunidad de propietarios. Se trata de un trabajo laborioso y minucioso. Luego también tenemos que hacer un estudio de viabilidad, porque aunque haya fincas que tengan edificabilidad vacante, no todas son susceptibles de ser sobreelevadas.

  5. ¿Qué opinan los vecinos de toda esta transformación?

    Los vecinos que residen en los edificios que hemos intervenido han conseguido una mejora sustancial en su calidad de vida. Algunas de ellas no tenían ascensor, y otras comunidades de propietarios no podían hacer frente a los gastos que suponía poner al día el inmueble (cambiar bajantes o la instalación eléctrica). Han revalorizado sus viviendas y son más eficientes. Además, al tener nuevos vecinos, los gastos de comunidad se han reducido también.

  6. ¿Qué os hizo plantearos la opción de utilizar uno de vuestros proyectos de sobreelevación para alojar vuestras nuevas oficinas?

    Paralelamente al momento en el que estábamos ejecutando la sobreelevación de Roger de Llúria, surgió la necesidad de mudarnos a unas oficinas de mayor tamaño. Nuestro equipo humano iba creciendo y nuestra antigua sede ya no cubría todas nuestras necesidades. Así que pensamos: ¿dónde mejor que instalarnos en uno de nuestras propias sobreelevaciones?

  7. ¿Qué otras ciudades promueven la edificabilidad vacante para rehabilitar y completar los edificios?

    París es un claro ejemplo de ciudad con centro urbano histórico en la que las administraciones públicas están apoyando este tipo de acciones arquitectónicas. Asimismo, también hay experiencias interesantes de este tipo en Viena, Berlín, Londres, Nueva York, Milán… donde podemos ver intervenciones que van desde una a dos plantas de pequeñas dimensiones hasta de ocho plantas de gran superficie, o edificios que crecen un 10 o 20% y otros que aumentan su volumen en más de un 100%.

  8. Tenéis unas estancias a las que llamáis “confesionarios”. ¿En qué consiste exactamente?

    En clave humorística, les decimos confesionarios porque recuerdan un poco a estos muebles-habitáculo de algunas iglesias, ya tiene sus propias paredes, techo, asientos… ¡pero sin puerta! Cuando quieres concentrarte, es un muy bien sitio para hacerlo.

  9. ¿Cuáles son vuestras principales fuentes de inspiración?

    Nuestra inspiración viene de la observación propia de las ciudades donde trabajamos y vivimos. Nos fijamos en cómo viven sus habitantes, qué les hace mejorar su calidad de vida… Y luego estamos en constante contacto con empresas y con otros estudios de arquitectura internacionales que nos aportan ideas, ejemplos de cómo hacen sus proyectos… Además disponemos de un aula pensada para ello donde realizamos presentaciones y jornadas propias a las que invitamos a expertos de las distintas áreas temáticas en las que intervenimos: urbanismo, diseño, medio ambiente, tecnología…

  10. ¿Qué puedes contarnos de la cubierta “verde”? Tengo entendido que las cubiertas con vegetación aumentan la biodiversidad urbana y devuelven parte de los servicios ecológicos del terreno ocupado por los edificios.

    Dotar a las azoteas de cubierta verde significa aumentar la superficie verde de las ciudades y generar más biodiversidad. Esto hace que haya mayor absorción de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero para colaborar con el control del cambio climático. Contar con una cubierta verde también disminuye el recalentamiento del propio edificio en verano y así se reduce la demanda energética de las viviendas. Para los residentes, es la oportunidad de convertir estas nuevas azoteas en pequeños huertos urbanos para autoconsumo y desde luego en espacios destinados al ocio y la relajación.

  11. Para ejecutar este tipo de actuaciones, se debe obtener el derecho de vuelo de un edificio, que significa adquirir la titularidad de una superficie para poder elevar una o más plantas de una propiedad ya construida. Los titulares del derecho del vuelo son los propietarios de las viviendas y su venta requiere el acuerdo unánime de toda la comunidad. ¿Suele ser este vuestro principal escollo?

    El derecho de vuelo pertenece en la mayoría de los casos a los propietarios de la vivienda a no ser que estuviese anteriormente constituido, y efectivamente para poder venderlo es necesario el acuerdo unánime de toda la comunidad de propietarios. El hecho de que tengamos 8 obras concluidas con éxito y la buena crítica que hemos recibido de las administraciones, profesionales, medios de comunicación, vecinos y nuevos inquilinos nos ayuda a que las comunidades de propietarios sean más receptivas con nuestras propuestas.

  12. Vuestro sistema de edificación es 3 veces más rápido. ¿Por qué?

    Construimos las viviendas en un taller al mismo tiempo que se realizan las obras de mejora del edificio y se prepara la antigua cubierta para recibir la construcción industrializada con la que se realiza la sobreelevación. Esto es dotar a la cubierta de una estructura que pueda recibir las nuevas viviendas, preparar las conexiones de las instalaciones, agregarle aislamiento térmico…

  13. A través de vuestro proyecto impulsáis un modelo de crecimiento de las ciudades más sostenible, con criterios de racionalidad, aprovechando infraestructuras existentes y manteniendo un control exhaustivo del material empleado en vez de crear nuevos barrios extraurbanos que consuman espacios verdes. ¿Creéis que los políticos están por la labor de promover este tipo de proyectos? ¿Cómo véis el futuro?

    No se trata sólo de sobreelevar edificios para hacer posible su mejora y actualización, que es nuestro ámbito específico de actuación, sino también de rehabilitar edificios dentro del volumen existente para reducir su consumo de energía, eliminar barreras de acceso, recuperar elementos patrimoniales, actualizar instalaciones, etc. Y, por supuesto, también renovar los espacios públicos y equipamientos para asegurar las mejores condiciones de habitabilidad posible en proximidad a las viviendas.

  14. ¿Vuestros proyectos son solo asequibles para la élite?

    Los pisos de La Casa por el Tejado se venden a precio de mercado. Como son proyectos independientes y hechos a medidas, el precio medio por metro cuadrado varía de una finca a otra. Por ejemplo, en la Calle Aragón, 12 de Barcelona (cerca del Centro Comercial Las Arenas), una vivienda de unos 50m2 con una terraza de unos 8 m2 tenía un precio de venta de 235.000 €; mientras que en la calle Girona, 81 de Barcelona (a pocas manzanas del conocido Paseo de Gracia) un ático de 100 m2 con 15 m2 de terraza se vendió por 507.600 €.

  15. ¿Qué otras ventajas tienen vuestras viviendas respecto a las tradicionales?

    Diseñamos áticos siguiendo las líneas de la arquitectura actual, pero también teniendo en cuenta las características de los edificios antiguos donde se van a ubicar y criterios de edificación sostenible. Las plantas de las viviendas se dibujan para tener la mejor orientación posible, y para dotarles de espacios abiertos como terrazas o balcones que permitan disfrutar de las vistas y del buen clima mediterráneo. Los espacios son diáfanos, abiertos y se reduce al mínimo los metros cuadrados destinados a distribución. La superficie de las viviendas suele ir de 55 a 150 m2, lo que hace posible plantear diferentes distribuciones para diferentes tipos de público con diferentes necesidades.

    El planteamiento de La Casa por el Tejado es que estás viviendas consigan gastar menos energía y menos agua que una vivienda habitual. Para aprovechar todo el sol que llega al ático, las ventanas son amplias y cuentan con elevada capacidad aislante para asegurar el confort térmico y acústico del interior. Y con ellas, además, si el ruido ya por ser una planta elevada no llegaba, ahora apenas se percibe. Como complemento, se incluyen sistemas de protección solar para los días de verano. En algunos casos se resuelven con paneles correderos de aluminio, en otras con marquesinas en acordeón o con sistemas translúcidos que además otorgan una privacidad adicional.

    Otro elemento que ayuda a reducir aún más la factura en climatización, es que en el diseño de la planta del ático se favorece la ventilación cruzada para refrescar de forma natural el ambiente de las estancias. Los sistemas de control de agua (grifería, cisterna) son de bajo consumo. Y finalmente, muchos de los nuevos áticos cuentan con cubierta con capa vegetal o ajardinada en la nueva azotea.

    Todos estos criterios y otros más, en los ámbitos de la energía, el agua, los materiales, los residuos y la biodiversidad, son evaluados mediante una herramienta llamada SENDA, que ha sido desarrollada por una asesoría medioambiental independiente, que también revisa e informa sobre cada proyecto. El objetivo es reducir los impactos ambientales en un 60%, respecto a la práctica habitual.

  16. Proyectos de futuro

    Para este año tenemos 16 proyectos que llegarán a fase de obra, algunos de ellos se ejecutarán en Madrid y Pamplona.

  17. Un sueño…

    El sueño es seguir haciendo realidad otros sueños, como por ejemplo ver tocar en directo “La Casa por el Tejado” de Fito & Fitipaldis en nuestra terraza, ver proyectar al arquitecto Eduardo Souto de Moura un ático nuevo de La Casa por el Tejado… pero sobre todo ver cómo este tipo de proyectos ayudan, poco a poco, a mejorar la calidad de vida de las ciudades y de las personas que viven en ellas y especialmente de aquellas que además residen en los edificios en los que intervenimos.

  18. Un secreto…

    En todas las terrazas de nuestras viviendas, dejamos un olivo como símbolo de fortaleza y de la calidad de vida mediterránea. En los rellanos de las fincas de Barcelona se pueden leer versos de poemas de Neruda.

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *