Entrevista a Electric Nana: “El Arte de romperlo todo”

Electric Nana Elartederomperlotodo

Mónica Vázquez aka Electric Nana acaba de publicar su primer libro “El Arte de romperlo todo”, coincidiendo con su decisión de abandonar la música.

Para quienes no la conozcáis, tenéis que saber que Mónica es intensidad, es talento, es indecisión pero también determinación, es pasión, es alegría vs melancolía, y ante todo es una gran escritora y compositora, a la que auguro grandes éxitos.

Os advierto que en cuanto tengáis en vuestras manos “El Arte de romperlo todo” no podréis dejar de leerlo. Es adictivo.

  1. Autodefinición

    He aquí un montón de historias por contar, chistes malos por suceder y un sinfín de suspiros, sidras y risotadas nada elegantes.

  2. ¿Qué querías ser de pequeña?

    De pequeña quería ser mayor, y hacer todo lo que hacían los protagonistas de mis películas favoritas. Quería ser escritora, piloto y arqueóloga. Quería ser profesora de universidad, viajera profesional y periodista. Quería ser feliz, salvaje y valiente.

  3. ¿Cómo llegó la música a tu vida?

    Sé que es un cliché terrible, pero empiezo a pensar que siempre que se usa, es cierto: en mi casa siempre había música. Mi padre tiene un gusto musical muy ecléctico y a mi madre le encanta bailar. Cantábamos en todos los viajes en coche, y de vez en cuando, en las noches de verano, mi padre sacaba la guitarra y se marcaba un par de temas. Empezamos a cantar juntos. Me enseñó mis primeros cuatro acordes, y a partir de ahí me fui lanzando a componer mis propias canciones, básicamente porque era incapaz de memorizar ninguna canción y me parecía una falta de respeto total destrozarlas. Y sigo usando los mismos cuatro acordes para componer.

  4. ¿Podrías resumir tu experiencia en el mundo de la música?

    Caótica. Intensa. Terrible. Preciosa. Deliciosamente absurda. Qué quieres que te diga: todo el mundo debería cometer una gran locura en esta vida… dos veces.

  5. ¿Cómo, cuándo y por qué decidiste dejar la música?

    En realidad la dejé hace tres años, cuando me harté de no ir a ninguna parte. Pensé que jamás tendría que volver a lidiar con la industria. Pero luego apareció una nueva oportunidad, y como buena idiota que soy, me lancé a por ella. Ahora vuelvo a estar libre de ese monstruo devoravidas. Lo volví a dejar este año al cumplir 30. Siempre tuve muchos sueños y planes, y me harté de sacrificar el resto de mi vida por intentar cumplir el más caprichoso de todos. Hay cosas más importantes en la vida que cumplir sueños. Como vivir. Por ejemplo.

  6. ¿Te sientes liberada?

    Totalmente. Es como dejar a la pareja más tóxica que hayas tenido jamás. Dice que te quiere, pero no es verdad; le gusta lo que saca de ti, lo que piensa que llegará a sacar algún día. Dice que te critica constantemente porque te quiere, para ayudarte a mejorar, pero no es verdad; le gusta hacerte sentir pequeña y estúpida, para tenerte a su merced. Dice que todo lo que hace es por tu bien, pero, sorpresa, no es verdad. Lo cierto es que le importas una mierda, sólo quiere dinero, reducirte a la mínima expresión de tu persona, adueñarse de ti, ya está.

  7. Acabas de publicar tu primer libro “El arte de romperlo todo” con la editorial Penguin Random House. ¿Cómo te sientes ante tal logro?

    No me lo termino de creer. Siempre quise escribir, pero nunca fui capaz de ponerme a ello: me aterrorizaba la idea de ser terrible. Jajaja. Pero, después de que tantas personas me hayan dicho que no puedo hacer cosas a lo largo de los años, decidí pensar que sí que podía. Y dejé de ponerme excusas.

    Lo escribí para mí, para entender cómo me sentía y seguir creyendo en que, al final, las cosas sí que pueden salir bien. Y fíjate si salen bien, que terminó siendo un libro de verdad. Me siento tremendamente agradecida a Penguin y a Suma, han sido maravillosos durante todo el proceso.

  8. Tengo que reconocer que devoré tu libro en 3 días. ¿Para cuándo una segunda entrega?

    Jajajaja. No sabes lo feliz que me haces. Pues ya he empezado a escribir cositas para el segundo. Ahora mismo estoy inmersa en un master que me apasiona, pero planeo tenerlo listo pronto: ¡yo también me muero de ganas de ver qué pasa!

  9. ¿Hasta qué punto la protagonista del libro es tu alter ego? ¿qué porcentaje hay de realidad y cuánto de ficción?

    Todos los libros que escribes hablan de ti de alguna manera, especialmente los primeros, creo yo. En éste caso es un poco más evidente quizá. Miranda es quien me gustaría ser. Es una inspiración para mí. Y gracias a ella he podido hablar de cosas que me han pasado en la realidad y que me estaba costando entender y aceptar. Hay mucho de realidad, pero la ficción ayuda a que tenga sentido y sea un poco más amable.  50/50

  10. ¿Qué tal tu experiencia en Edimburgo? ¿por qué te decantaste por esta ciudad?

    Edimburgo siempre fue mi Camelot personal Jajajaja. He querido vivir aquí desde que era una adolescente. Me imaginaba una tierra sin domar, acantilados, montañas, cielos inabarcables, tormentas… me imaginaba una Galicia a lo bestia, un mundo completamente desconocido por explorar. Edimburgo es esa ciudad en la que todas las historias de hadas podrían ser verdad y cuando la visité, hace un par de años, me enamoré muy locamente. Ahora vivo en Glasgow, que es el hermano macarra de Edimburgo, y no lo cambiaría por nada. En Escocia todo puede pasar y yo he venido a jugar.

  11. ¿Cómo te sientes al volver a la Universidad?

    Me encanta. Siempre quise continuar mis estudios, pero la música me llevó por otros caminos. Ahora siento que estoy donde tengo que estar. Me apasiona leer, aprender, hablar con gente que sabe más que yo… y llegar a saber lo suficiente como para enseñar. Estoy muy contenta. Ojalá haberlo hecho antes.

  12. ¿Has decidido dejar la música definitivamente o vas a seguir componiendo?

    Si te soy sincera, no he compuesto nada desde que decidí dejarlo. Adoro la música, me sigo pasando la mayor parte del día cantando en mi cabeza, bailando por las calles, como siempre, vaya. Pero necesitaba desconectar de la composición. Es un proceso que requiere mucho de ti. Tira de los rincones más oscuros de tu alma, y estaba agotada de tanto sentir, de tanto darle a la nada. Estoy siendo egoísta y estoy volviendo a amueblar mi vida, a llenarla de cosas bonitas y excusas para reír hasta llorar, porque me gusta ser cursi, qué pasa. Jajajaja. Me había quedado vacía, y ahora vuelvo a respirar. Y estoy feliz. ¿Qué más puedo pedir?

  13. ¿Cuáles han sido tus aprendizajes tras este período convulso, en el que has tenido que ser tajante y tomar decisiones en pro de tus intereses?

    Que no hay que tener miedo. Los cambios son salud y nunca sabes de lo que eres capaz hasta que lo haces. Todo es siempre para bien, y si sientes que necesitas algo, lánzate, porque aunque sea difícil o no se te de tan bien como querrías… el resto del mundo tampoco tiene ni puñetera idea de lo que está haciendo, así que tú sigue, que ya saldrás.

  14. ¿A qué quieres dedicarte? ¿qué proyectos de futuro tienes en mente?

    Me gustaría seguir escribiendo, y me encantaría enseñar en la universidad. Estoy planteándome hacer un doctorado aquí, en Literatura Fantástica. Ya veremos qué pasa, pero ahora mismo, ése es mi plan a corto plazo.

  15. ¿Qué es para ti la felicidad?

    Despertarte con ganas de más.

  16. Lugar favorito en el que perderte…

    Mi cama.

  17. Un sueño…

    Amar muy fuerte.

  18. Un secreto…

    Creo que hablo demasiado para tener secretos… pero puedo confesar una adicción seria a la cafeína, a la Nutella y al turrón de Suchard. Siempre cojo un millón de kilos en Navidad y lo peor de todo: me da igual. Jajajaja.

A veces la vida consiste en bailar en los charcos y brindar en el barro por cada error cometido.

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *