Entrevista a Antonyo Marest

Antonyo Marest
  • miércoles 22 de marzo 2017

Hace unos días entrevisté al reconocido artista urbano Antonyo Marest, y esto es lo que me contó.

Soy un artista perdido en un almacén de luces y materiales, que intenta buscar mediante texturas y líneas puras la creación de su obra.

Si queréis conocerle un poquito mejor, seguid leyendo…

  1. ¿Qué querías ser de pequeño?

    Siempre decía que quería ser arquitecto, y siempre que recibía un regalo… era algo relacionado con la construcción. De hecho, todavía guardo con mucho cariño mi colección de maquinaría de Caterpillar.

  2. ¿Cómo fueron tus inicios?

    Se remontan al año 1989. Por las tardes, mi abuela Perla me daba bandejas de pasteles, las que eran de color blanco, para que pintara sobre ellas. Y 28 años después mi madre las sigue conservando.

    Mi salto lo di con 11 años, con mi amigo Carlos. Juntos comenzamos a poner nuestros nombres en fábricas abandonadas y localizaciones en desuso.

  3. Has viajado muchísimo, pero tu residencia es Madrid. ¿Qué tiene la capital que no tengan otros lugares del mundo?

    Realmente para mi Madrid es la puerta de Europa y la salida hacia América. Es ese punto medio donde pasa todo y tienes que estar para enterarte o ser partícipe de ello.

  4. ¿Cómo defines tu arte? Y ¿con qué disciplina te sientes más identificado: pintura, escultura o fotografía?

    Mi arte según ‘ellos’ es una mezcla de expresionismo abstracto con trazados del arte pop e influenciado por el postgraffiti. En resumidas cuentas, el nuevo arte. Realmente no es que me sienta cómodo con una u otra, me identifico con el momento: disfrutar de lo que está pasando.

  5. ¿De donde viene tu pasión por la geometría y los patterns?

    Creo que de mi forma de ser… un poco o bastante, según a quien le preguntes sobre mi. Probablemente viene de mi manía por la organización de las cosas, de mi pasión por las líneas y por ese toque que me identifica por llevar algún estampado.

  6. ¿Dónde prefieres ver tu obra: en la calle, en la casa de alguien o en galerías de arte?

    Prefiero que mi obra se sienta cómoda. Que cualquier persona que pueda verla en estas tres situaciones le guste, le transmita algo, que tenga que verla dos veces o pararse a buscar los detalles.

  7. En tu proceso creativo empleas la técnica del reciclaje, ¿por qué forma parte de la idiosincrasia de tus creaciones?

    La palabra reciclaje es muy amplia por así decirlo. Lo que realmente me gusta es emplear técnicas en desuso y transmitir ese art&craft, que antiguamente grandes genios emplearon.

  8. ¿Qué puedes contarme de tu colaboración con Long Days?

    Me siento muy orgulloso. Ya no de mis colaboraciones sino de ver como dos hermanos de padre ebanista empezaron un proyecto de la nada con lo que tenían a mano. Por ello, cuando hoy veo que todo eso está dando sus frutos, gracias a su esfuerzo y a creer en ellos mismos, pues me alegro mucho. Por todo eso colaboro con ellos.

  9. ¿Con quién te gustaría hacer una obra al alimón?

    Con el Señor Bofill. Es un arquitecto al que llevo como inspiración ya varios años, y con el que me gustaría poder hacer algo. Por ejemplo, pintar una construcción suya como si de un juguete se tratase con colores vivos estridentes. Me flipa este Señor.

  10. ¿Qué proyectos estás llevando a cabo en estos momentos?

    En breve viajo a Korea con dos amigos a realizar unos proyectos en el país sobre prendas y objetos fabricados allí, y alguna cosa más que encontraremos como siempre. Además, tengo destinos firmados como Rabat, Texas o Berlín para este año, con proyectos todavía en secreto, y un nuevo solo show en junio en Barcelona, inspirado en la organización de las calles y colores de la ciudad.

  11. ¿Se puede vivir del arte en este país?

    Realmente vivir si se vive si trabajas o te haces notar. En este mundo están los que viven para el arte, los que viven del arte o los que Instagram cree que es arte. Pero en general, es difícil vivir del arte si no tienes claro a qué te quieres dedicar.

  12. ¿Qué es para ti la felicidad?

    Hacer lo que me gusta, poder elegir qué hacer o no hacer y compartir esos momentos con los míos.

  13. ¿Cómo ha sido crear una obra tan grande? ¿has tenido libertad creativa o, al trabajar para una marca hay parámetros que seguir?

    Me siento orgulloso de haber podido realizar esta obra. Es de agradecer a todas aquellas personas que han apostado por este proyecto para que se llevase a cabo después de casi un año y medio. He tenido libertad en poder crear lo que yo creía y quería. Me he sentido muy cómodo, ya que aquello que proponía les parecía bien.

    En resumidas cuentas, me ha flipado pintar aquí en el Hotel Me Madrid. Sobre todo que su arquitectura ecléctica con toques modernistas albergue hoy en su patio interior un corazón de colores, como es mi proyecto. Para mi es el corazón del hotel que bombea color y sentimiento hacia quién lo contempla.

  14. Un sueño…

    En algún momento de mi vida, despertarme cada mañana contemplando el amanecer y pintar en un estudio con mucha luz.

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *