El estilo icónico de Knoll

Knoll Design

La arquitecta Florence Schust (Michigan, EE UU, 1917) conoció al alemán Hans Knoll a principios de los 40 en Nueva York. Knoll ya había creado una compañía para producir mobiliario según los principios de modernidad de la Bauhaus, y ella empezó a trabajar con él en 1943 como interiorista. Tres años más tarde… se casaron y renombraron la empresa en Knoll Associates, una marca que no tardó en convertirse en un referente internacional de estilo y diseño.

De hecho, grandes diseñadores de mobiliario como Eero Saarinen, Marcel Breuer, Ludwig Mies van der Rohe… entre otros, han colaborado para esta marca, que definió la estética del hogar y oficina estadounidenses. Por ello, y para haceros una idea del peso de Knoll en el mundo del diseño, basta con que mencione que el MoMa de Nueva York cuenta en su colección de mobiliario con 40 piezas diseñadas por esta marca. ¡Ahí es nada!

Y es que aunque Hans Knoll fue el creador, la propuesta de Florence fue la guinda del pastel. Principalmente porque incorporó a la compañía arquitectos, especialmente a aquellos a los que la II Guerra Mundial obligó a huir de Europa, consiguiendo que la escuela Bauhaus, el funcionalismo y el diseño moderno danés, llegasen a EE.UU. Un buen ejemplo es Ludwig Mies van der Rohe, ya que en los 50 se convirtieron en fabricantes y distribuidores exclusivos de todas sus piezas. También cabe destacar las piezas únicas que eruditos del diseño de mobiliario crearon para la firma como Eero Saarinen, quien diseñó la silla Womb y su otomano, y la silla Tulip; Marcel Breuer, quien creó las mesas Laccio y la silla Wassily; o el italiano Harry Bertoia artífice de la colección de sillas Bertoia. Así como piezas de figuras de vanguardia como piezas Ross Lovegrove, Frank Gehry, Barber y Osgerby.

Yo soy muy fan de esta firma, pero claro… sus precios me limitan. Por ello, he optado por hacerme con réplicas a través de la web de Domini Design. Tienen muchos diseños de esta firma a precios más asequibles y con muy buenas calidades.

Sin más, ¡os deseo una feliz semana!

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *