Diseño al alcance de unos pocos

Diseño Muy Privilegiado

Tengo que reconocer que me gusta ojear las revistas de diseño de interiores y arquitectura, y que puntualmente suelo comprarlas para conocer las nuevas tendencias. Sin embargo, lo curioso es que la mayoría de ellas básicamente se concentran en mostrarnos casas fabulosas, piezas únicas maravillosas, diseños de autores consagrados, etc… pero sin indicar de forma clara su precio. Supongo que lo hacen porque así consiguen que mantengamos la ilusión intacta y no seamos conscientes de que prácticamente todo lo que muestran no está adaptado a nuestros bolsillos… Pero en ese caso ¿qué ganan con eso? ¿No sería más inteligente publicitar objetos que luego seremos capaces de comprar?.

Asimismo, hace apenas unos días, me fijé en una estantería de la firma finlandesa Kayiwa. Como podéis ver, se trata de un fantástico clásico reinventado, práctico y además decorativo. La revista que se hacía eco de este novísimo lo “vendía” como el elemento perfecto para decorar una estancia diáfana. Por ello, aunque no tenía intención de comprarla, decidí explorar más al respecto: desde sus dimensiones, características técnicas y, por supuesto, su precio. Imaginaba que barata no iba a ser, ya que este tipo de cosas tan especiales y exclusivas tienen siempre un “peaje”, pero lo que no podía esperar es que un soporte para libros, dvd’s, cd’s, etc… costase ¡27.000 €!. No me lo podía creer: ¡27.000 € por una estantería! ¡Oh my God!. Inmediatamente después, el objeto en cuestión dejó de parecerme tan bonito y deseable. Su desorbitado coste me había decepcionado tanto, que ya no era capaz de ver sus beneficios…

Estanteria-abecedario

Así que me quedé con una sensación extraña. Estamos viviendo una de las peores crisis económicas de la historia de este país, pero parece que hay algunos sectores que todavía hacen oídos sordos. En este caso en concreto, prefieren quejarse porque ya no venden tantas revistas como antes, en lugar de adaptarse a las circunstancias ofreciendo un producto más competitivo, en el que los contenidos sean más realistas y más acordes con los intereses del público objetivo que compra sus publicaciones, ya que hasta el momento, la mayoría de sus sugerencias son sólo aptas para millonetis.

PD: ¡Menos mal que existe IKEA!

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *