Conservas Nudista: una taberna auténtica y sin aditivos

Nudista (17)

El viernes pasado estuvimos en Conservas Nudista, una taberna especializada en conservas situada en un antiguo almacén, que llevaba cerrado unos 25 años, en el madrileño barrio de Chamberí. Micky Irisarri es su dueño y el artífice de este acertado concepto, en el que la base son productos sin ropajes.

Y es que Micky siempre ha sentido adoración absoluta por los bares, tascas y tabernas con solera. De ahí que cuando se lanzase a montar su propio negocio optase por revisar los clásicos con buen gusto y recuperar la conserva como producto popular y de calidad. Dicho y hecho: Conservas Nudista es justo eso, un espacio con mucha personalidad – la agencia Erretres se encargó del diseño, del ‘branding’ y del ‘naming’ del proyecto a partir de las ideas de Irisarri -, muy luminoso, con el color blanco como protagonista y el azul marino como complementario, con mobiliario en madera clarita y con las lámparas con mucho estilo, que le otorgan calidez.

Como os adelantaba, aquí podréis degustar conservas de lujo aderezadas con sencillos aliños (aceite de oliva, sal en escamas, vinagre o limón) o acompañamientos de gran calidad, cuya función es acentuar su sabor natural. Su carta cuenta con las conservas de siempre pero con un sabor inigualable y con platos elaborados con las mismas, permitiéndote comer y comprar a diferentes horas del día.

En Conservas Nudista ofrecen recetas y conservas nacionales, que difícilmente pueden encontrarse en otro local de Madrid. Algunas de ellas como berberechos, navajas, mejillones en escabeche, sardinas, zamburiñas y sardinillas provienen de Galicia; de la huerta de Navarra traen espárragos, pimientos del piquillo, puerros, alcachofas, piparras, legumbres como las alubias, las lentejas y los garbanzos, o los melocotones en almíbar; de Andalucía, la ventresca de atún, la melva de almadraba y la caballa; y de Cantabria, el bonito en aceite o en escabeche y las anchoas. Estas ricas conservas pueden acompañarse de patatas fritas, aceitunas aliñadas, gildas, boquerones en vinagre o bacalao ahumado, y, por supuesto, pueden disfrutarse en otro tipo de platillos muy recomendables como lo garbanzos con bacalao y pimiento del piquillo, las alubias con melva y pimiento verde, las pochas con berberechos y piparras, las lentejas a la vinagreta o la costa de untapan piquillo con boquerones. Exquisiteces que sorprenden, porque en general no estamos acostumbrados a comer conservas de ese nivel y con tanto sabor.

Sin más, os recomiendo de todas todas que vayáis a descubrirlo. Os sentiréis como en casa y disfrutareis de un desayuno/comida/cena de los que no se olvidan.

¡Feliz semana!

Contacto:

91 377 64 24

Dirección:

C/ Luchana, 27 (Madrid)

Horario:

De lunes a jueves de 8:30 a 00:30 h. Viernes de 8:30 a 01:30 h. Sábados de 9 a 01:30 h. Domingos de 9 a 17 h.

Precio:

Precio medio: de 15 a 25 €

Un lugar a los que peregrinar con asiduidad.

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *