Concierto de Richard Hawley en Madrid: Octubre 2012

Richard Hawley

Tras varios intentos en vano por ver en directo a uno de mis músicos favoritos… por fin llegó mi oportunidad y el pasado domingo 21 de octubre Richard Hawley dio un maravilloso e inolvidable concierto en la Sala Joy Eslava de Madrid.

Considerado como el crooner del siglo XXI y uno de los grandes de la historia del pop rock británico, el que fuese miembro de Longpigs y Pulp, acaba de publicar su séptimo álbum de estudio, «Standing at the Sky’s Edge» (EMI, 2012). Un trabajo de ruptura y confrontación con el que quiere mostrar su disconformidad ante lo que acontece (gran parte de sus letras hablan del desencanto y concretamente de la desesperación y de los actos desesperados que llevan a cabo seres del Sky Edge, la zona desheredada de Sheffield, su pueblo natal). El álbum ha sido producido por Hawley y por Colin Elliot, y el resultado ha sido un trabajo de gran calidad e inteligencia, en el que ha cedido gran parte del protagonismo a las guitarras y a la psicodelia eléctrica.

Así que cuando apenas pasaban unos pocos minutos de las nueve… el heredero de Johnny Cash y Roy Orbison saltó al escenario con cazadora de cuero negra, pelo engominado simulando al mítico Elvis y un tímido «¡Hola!» mientras contemplaba la sala. Los allí presentes permanecíamos expectantes y ansiosos por verle interpretar sus temas acompañado de sus secuaces y de sus múltiples guitarras (¡unas diez!).

El ambiente se caldeó desde el primer momento y a medida que el setlist avanzaba el público estaba más y más entregado, al igual que el propio Hawley. Con gran acierto fueron intercalando canciones más roqueras con otras más suaves («Leave Your Body Behind You», «Down In The Woods», «Don’t Stare At the Sun», «Seek it», «Before», «Open Up Your Door», «Remorse Code», «Time Will Bring You Winter», etc…) y por supuesto también sonaron algunos de sus temas más aclamados como «Tonight The Streets Are Ours» o «Soldier On», demostrando una vez más que es un grande y una pieza clave para entender el pop, el rock y el folk que se ha estado haciendo en los últimos tiempos en Inglaterra.

Tras un descanso, Richard Hawley (con copa de vino en mano) y sus compañeros de escenario reaparecieron para despedirse de forma definitiva con «Lady Sollitude», pura magia, antes de que llegase el momento más apocalíptico de la velada con la interpretación de la emblemática «The Ocean», que sirvió de despedida definitiva y con la que ex guitarrista de Pulp lo dio todo.

Un concierto de diez y uno de los mejores de mi vida.

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *