“Be Right Back”, la película sobre Maurizio Cattelan

El Arte De Maurizio Cattelan

Ayer vimos el documental sobre Maurizio Cattelan: Be Right Back, y ¡nos encantó!. En él se muestra el maravilloso arte conceptual del “chico malo del arte” a través de testimonios de marchantes, galeristas, coleccionistas e incluso ex novias. Un film dirigido por Maura Axelrod, que a su vez trata de dar respuesta a esta gran cuestión: ¿Quién es realmente Maurizio Cattelan?.

Y es que este enfant terrible, gran provocador, irreverente y travieso, hace uso de la cultura popular, la historia y la religión para reflexionar y criticar a la sociedad actual de una manera divertida pero profunda. De ahí que sus esculturas satíricas e hiperrealistas se nutran de elementos de parodia y sátira con las que cuestiona problemas sociales, y con las que además reflexiona sobre el mercado del arte.

Pienso que el humor y la ironía incluyen la tragedia intrínsecamente, al igual que dos caras de una misma moneda. En ambos casos, la risa es un caballo de Troya para entrar directamente en el inconsciente, atacar la imaginación y provocar reacciones viscerales. Si el humor en ciertos trabajos fuera suficiente para sacar la ira, el miedo y el asombro de la gente, el psicoanálisis caería en desgracia… La vergüenza no es suficiente.

Maurizio Cattelan: Be Right Back también nos permite visualizar su aclamada retrospectiva “All”, que tuvo lugar en 2011 en el Museo Guggenheim de Nueva York, donde sus obras de arte más famosas fueron sorprendentemente colgadas del techo, y con las que quiso anunciar que se retiraba del arte. Una maravilla que me hubiese encantado contemplar en directo, pero que gracias a esta peli podemos hacernos una idea de lo que supuso.

Mi trabajo es una clase de terapia. Cada trabajo es una parte de mí, me deshago de ella mientras la estoy creando. La felicidad no es una cuestión de conseguir algo, es más sobre deshacerse de lo oscuro que acumulas. Realmente, desde que me he retirado el tratamiento se ha acabado. No estoy seguro de que este funcionara, pero mientras tanto ¡no he producido más que un montón de mierda!

Por otro lado, y al igual que hizo en su día Warhol, Cattelan también ha utilizado un alter ego para que de la cara con los medios, ya que él es muy reservado y nunca le ha gustado tener que enfrentarse a este tipo de menesteres. Por ello, llegó a un acuerdo con su amigo Massimiliano Gioni, que es quien suplanta su personalidad cuando lo requiere, y quien también interpreta a Cattelan en este film. Ya os aviso que consigue despistarte….

Sin más, y como podréis comprobar cuando la veáis, el equipo de filmación siguió a Cattelan desde el 2000 y por todas partes, desde Nueva York hasta Milán, pasando por  Basilea, con el propósito de poder mostrar los procesos de creación artística de este genio creativo a través de material exclusivo. Consiguiendo de esta manera un documental muy cercano, donde su círculo más próximo – amigos y familiares -, dan la cara y hablan sobre la vida y obra de uno de los más grandes artistas del siglo XX.

¡Feliz semana!

  • Curiosidades

Maurizio Cattelan nació en Padua (Italia) en 1960. Su formación es autodidacta. Sus primeros trabajos son dibujos, fotografías y elementos de diseño. Aunque comienza a trabajar en el mundo del arte en la década de los 80, sus primeros trabajos datan de principios de los 90, cuando se muda a Milán. Fue allí donde detonó todo, a pesar de que llegó sin nada y sin un techo donde cobijarse, pero con las ideas muy claras y grandes expectativas.

Algunas de sus obras más exitosas son: “Sin título”, que representa una pintura en tres partes que representan una gran zeta; “Estadio de 1991”, que es un gran futbolín en el que hay once jugadores senegaleses y once jugadores de Cesena; “Trabajo es un mal trabajo”, que consistió en colocar un cartel de una agencia de publicidad en su espacio de exposición en la Bienal de Venecia; “La hora novena”, donde aparece una escultura hiperrealista del Papa Juan Pablo II en látex, cera y tela, desplomado en el suelo al ser golpeado por un meteorito junto a una serie de cristales rotos; “Hollywood”, una reproducción exacta del famoso cartel de Hollywood pero eregido en la colina de Badade, ubicado cerca de Palermo, Sicilia, junto a una montaña de basura; “Él”, que representa a Hitler arrodillado en el acto de solicitar perdón por el mal que ha cometido, así como la vez que expuso en Milán a su propio galerista Massimo De Carlo pegado contra la pared con cinta adhesiva, entre otras muchas.

Cattelan y el gran fotógrafo Pierpaolo Ferrari han unido sus fuerzas para la creación de su extraordinaria revista semestral “Toilet Paper”, que recoge una colección de imágenes desafiantes, divertidas, absurdas, incómodas, extrañas, surrealistas, polémicas y estimulantes.

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *