11 razones por las que debes visitar Brighton

Brighton Beach

Muchos de vosotros ya sabéis que soy muy fan de esta ciudad. Y no solo porque estuve viviendo allí una temporada, sino porque la ciudad es preciosa.

Por ello, aquí os dejo tips y razones por las que tenéis que ir y disfrutar de Brighton:

1. Está a una hora de Londres y ¡tiene playa!

Esta pequeña localidad de 155.000 habitantes lo tiene todo. Y con todo quiero decir, que hasta tiene playa. Vale que es de piedrecitas y no de arena, pero es preciosa. Y aunque el agua esté helada es perfecta para desconectar, para contemplar el mar mientras disfrutas de un improvisado picnic a base de fish&chips y una cervecita.

También vale la pena acercarse a Artists’ Quarter, que son antiguas casas de pescadores convertidas en estudios para artistas locales que venden sus pinturas, esculturas y productos de artesanía, muchos de edición limitada. Está en la misma playa.

2. Sus dos piers son una maravilla

Uno es la antítesis de otros. Básicamente porque el West Pier se quemó y de él solo queda su estructura chamuscada como testimonio de dos incendios que destruyeron este muelle en 2003, pero llena de belleza, y porque el Brighton Pier es un lugar dedicado al ocio. Aquí podréis encontrar atracciones de feria, un espacio para recreativos, pueblecitos de comida y restaurantes y unas vistas increíbles.

En ambos – depende del día – los estorninos suelen danzar como nunca antes habíais visto. Nosotros tuvimos la suerte de verlo y parece magia. ¡Un espectáculo sin igual!

3. El cine Duke of Yorks

No es un cine cualquiera, ya que en la parte de arriba hay sofás como los de casa, desde los cuales disfrutar de su escogidísima selección de películas. Tienen palomitas ecológicas y hasta te puedes tomar una copita de vino en vaso de cristal.

Os impactará por las piernas de mujer con medias de rayas blancas y negras que están ubicadas en su terraza. Si hace sol vale la pena que os toméis algo allí, ya que es muy agradable.

4. Su escena musical

Brighton no tiene nada que envidiarle a Londres. Además de que mucho músicos como Nick Cave viven allí, la escena musical es vibrante. Hay conciertos todos los días y de grupos brutales.

En el Brighton Dome, considerado el centro cultural de la ciudad, tienen lugar espectáculos de danza, teatro, conciertos, etc…

5. Oferta gastronómica

No os voy a mentir, pero Brighton es carito. Vale que hay mucha oferta, pero la ecuación calidad vs precio no siempre suele estar en equilibrio.

Asimismo, cada vez que voy como increíble. De hecho, esta son mis recomendaciones:

  • Terre à Terre: Cocina vegetariana riquísima, abundante y original. Es uno de los clásicos y recomendados por la Guía Michelin.
  • Bill’s: ideal para disfrutar de un English Breakfast.
  • Silo Market: el primer restaurante cero residuos del Reino Unido. Es carito pero vale mucho la pena la experiencia. Comida exquisita y lugar inolvidable.
  • Riddle&Finns: un lugar sin pretensiones, pequeño, especializado en ostras y champagne, que atrapa por su buen rollo. Cuenta solo con ocho mesas altas de mármol iluminadas con velas donde poder degustar un menú de pescado y marisco capturado en la zona. Se comparten mesas y no aceptan reservas.
  • The Set: uno de los restaurantes de The Artist Residence. Tanto el lugar, como la comida, como su presentación y servicio son excelentes. Además, en el sótano del hotel hay una mesa para jugar al ping pong.
  • Bincho Yakitori: ¡Nuestro favorito! Asian street food de 10! El sitio es pequeño, pero sus platos son grandiosos de calidad y sabor.
  • Chili Pickle: un restaurante indio, que fusiona la pasión que tienen sus dueños ingleses por la cocina y la India. Sus platos son un estallido de color y sabores, con los que te aproximan a la riqueza gastronómica de las distintas regiones del país con curry de Goa, paos de Mumbai y masala dosas.
  • The Lion and Lobster: ideal para disfrutar del Sunday Roast, un asado de carne (ternera, cerdo, cordero o pollo) con patatas y verduras.
  • Food for Friends: este galardonado restaurante vegetariano de Brighton está situado en el histórico South Lanes. Su cocina es ante todo sabrosa, asequible y honesta. Emplean productos frescos, totalmente caseros, y siempre que es posible proceden de proveedores locales. El local es super acogedor y el servicio excelente.

6. Shopping vintage

Hay muchísimas, pero Snooper’s Paradise (7/8 Kensington Gardens), que tiene dos plantas de tiendas vintage, podréis encontrar de todo.

También os recomiendo Wolf & Gypsy Vintage (30 Sydney St), Beyond Retro Brighton (42 Vine St), Pretty Eccentric (10 Bond St) y PDSA (12 Oxford St).

7. North Laine

Este barrio se encuentra al lado de la estación de tren y reúne más de 200 comercios y 30 cafés independientes. Recuerda a Camden Town en Londres, pero es bastante más pequeño. También cuenta con tiendas de ropa vintage y retro como To be worn again y Dirty Harry, donde comprar prendas de los años 50, 60, 70 y 80.

Aquí también podréis contemplar street art en estado puro. El más popular cubre toda una pared de la fachada del pub Prince Albert (Trafalgar Street) que rinde tributo a la música con rostros de Elton John, Michael Jackson y Bob Marley, entre otros. Este mural comparte espacio con una de las obras de Banksy llamada ‘Kissing Coppers’.

8. Lanes

Esta zona es mítica. Se caracteriza por calles serpenteantes adoquinadas llenas de tiendas de ropa, bares, restaurantes y joyerías. Es muy curioso aunque no apto para todos los bolsillos.

9. The Royal Pavilion

Por fuera parece un palacio indio con cúpulas blancas y bóvedas que recuerdan al Taj Mahal, por dentro el estilo es chino con dragones, flores de loto y ramas de bambú adornando las estancias. Merece la pena descubrir la historia de este edificio que está ligada a la vida del rey George IV: era príncipe de Gales y sufría gota. Los médicos le recomendaron que se mudara a Brighton. Le gustó tanto la ciudad que decidió quedarse a vivir allí, pero no de cualquier manera. Era muy aficionado a la arquitectura y al mundo oriental, por lo que mandó construir un gran palacio hindú lleno muebles importados de China.

¡Sus jardines son lo más! Sobre todo en días soleados.

10. Irse de “cañas” a la inglesa

El boom por la cerveza es una realidad. De ahí que la ciudad cuente con establecimientos que preparan la suya propia como Hand in Hand, que además ofrece una selección de más de 40 tipos de cerveza, entre barril y botella o Brewdog que destaca por sus cervezas artesanales y estilo moderno.

11. British Airways i360

Se trata de ¡la torre en movimiento con vistas más alta del mundo! Desde arriba se puede disfrutar de vistas panorámicas de 360 grados desde una estructura por cable de 18 metros de diámetro. Vale mucho la pena.

La torre, concebida y diseñada por la firma Marks Barfield Architects, los creadores de la famosa Noria de Londres (London Eye), puede albergar en cada uno de sus “viajes” a 200 pasajeros.

Cada trayecto, que cuesta 13,50 libras (16 €) por adulto y 6,75 libras (8 €) por niño – con entrada gratuita para los menores de 4 años -, dura 20 minutos durante el día y media hora a partir de las 17.00 GMT.

¿Os animáis a vivir todas estas experiencia en primera persona? ¡Espero que os encante tanto como a mi!

Happy Easter!

Comentarios 0

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *